Emma Gunst -

La mujer escribe y eso es lo que importa
- z a p a t o s p i n t a d o s -









28 de enero de 2015

Montserrat Álvarez, 2 poemas 2 (II)



s/d del autor de la fotografía


UN GESTO

En la redacción del diario
todos hablan de mandatarios y huelguistas
de bodas entre magnates y motines en penales
¿Y quién ha dicho que son memorables estos hechos?

Hoy un hombre perdía la esperanza
Todo el día en la calle
y anochecía y nada para llevar a casa
y un antiguo amigo lo vio lo saludó
lo abrazó le convidó un cigarro
se rieron juntos un rato y el hombre se pudo ir
a su casa con la frente en alto
No parece importante un gesto tan oscuro
pero ese hombre recobró la fuerza
y eso puso en marcha muchas cosas
y una larga cadena de infinitos
echó a andar con un rumbo imprevisible

Un gesto, y el pulgar
se opone a la palma de la mano
Un gesto, y un sonido
nombra algo que no está, y crea la mente
Un gesto, y una piedra
rompe un hueso para comer el tuétano
e inventa el instrumento
Gestos oscuros que no son noticia
Gestos de hombres duros y deses­per­a­dos
que marchan a la tumba suponiendo
que no han hecho nada importante en su vida
¡Nada importante!
Cuando han cambiado el curso entero de los astros



Fotografía de Alberto Polo Iañez


USTED NO SABE

(COVER DE P. L.)

Usted no sabe
cómo le cuesta a veces ir por la calle
a una persona rara
Usted no sabe
qué es cargar con la lepra  
de atreverse a no vivir 
como gente realizada
La gente guarda las distancias
La gente comprende y dice:
Es intratable pero es inteligente
Está loca pero escribe bien
En el fondo es súper-buena-onda

Mentira
Yo no soy buena onda
Yo no acepto al mundo 
Yo tengo cicatrices de risas en la espalda

Usted no sabe 
lo que es el valor
Usted no tendría agallas
se lo aseguro 
para poder soportar nada de esto
Así que, cuando las papas quemen, llámenos 
Llámenos a nosotros, a las personas raras
porque hemos tenido que vivir siempre en guerra
porque hemos tenido que vencer el miedo 
porque sabemos pelear
y vamos a defenderlo

(extraído de su blog: DAMASATÁN)




Montserrat Álvarez (Zaragoza, España, 1969) 
Reside en Paraguay
para leer MÁS

27 de enero de 2015

Carilda Oliver Labra, Se me ha perdido un hombre


Fotografía de Geoffroy Demarquet


SE ME HA PERDIDO UN HOMBRE

Se me ha perdido un hombre.

Y lo busco por cifras y guitarras,
por rostros y entrepisos,
en el cielo,
en la tierra,
dentro de mí.

Se me ha perdido un hombre.

Y me quedo temblando
como quien no come sino polvo,
como quien ya extravió la sombra.

Pero no,
que no,
que no me ayudan a buscarlo.
¿A quién le importa si su mirada ha derrotado al tiempo?
¿A quién le importa aquella piel
con ganas
de la luz?
¿A quién le importan unos labios transparentes
que no tuvieron hambre,
unas piernas que sólo corrían al amor?

Se me ha perdido un hombre.

Y todos ríen,
se entretienen,
sudan,
mastican,
se desenvainan por las noches;
despreciativos,
inefables,
maromeros,
unánimes,
como si sólo se hubiese caído un alfiler
o la hoja más seca
del árbol del bien y del mal,
como si la muerte no hubiera entrado
a destiempo
en nuestra casa.

Y yo pensando que era demasiado joven,
que reunía láminas y piedras,
pedacitos de mundo,
hierros,
cosas del mar.

Yo pensaba en su grandeza de criatura,
en cómo miraba a Venus al atardecer,
en cómo cayó en la trampa.

Yo pensando
en dónde está la mitad del cuerpo mío,
en quién va a cantar ahora para quitarme el miedo,
en las veces que no nos besamos
y en las que nos besamos,
en sus ojos coléricos frente a la injusticia,
en ese silencio con que me responde,
en la herida que nunca le cosí,
en sus manos.

Se me ha perdido un hombre.

¡Ayúdenme a buscarlo!
Pronto…
Siento frío.
Aquí no hay lámparas ni claves,
no tengo redes
ni computadoras.
No tengo flechas ni radares.
¿Dónde está?
¿Intenta ser mi sombra el desvalido?
¿Se me ha vuelto invisible entre gusanos?




Carilda Oliver Labra (Matanzas, Cuba, 1922)
de Se me ha perdido un hombre, 1993
su WEB
para leer MÁS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...