La mujer escribe y eso es lo que importa










8 de abril de 2010

Margaret Atwood, A medianoche


Fotografía de Siwonia




A MEDIANOCHE

A medianoche me despierta la lluvia, un aguacero,
el viento azota las hojas, orejas
enormes, plumas enormes,
como un animal perseguido, un perro
gigantesco o un cerdo salvaje. Truenos y ventanas
que se estremecen; del tejado metálico
cae una tromba de agua.

Estoy tumbada bajo el mosquitero,
enredada en una tela húmeda, el pelo lleno de sal.
Cuando escampe habrá luciérnagas
y estrellas, más brillantes que en cualquier lugar;
podría contemplarlas en momentos
de pánico. Están a años luz, si lo piensas.

A la porra la poesía, es a ti a quien deseo:
tu sabor, la lluvia
en tu cuerpo, mi boca en tu piel.




Margaret Atwood (Ottawa, Canadá, 1939)
de Historias reales, Editorial Bruguera
Traducción de María Pilar Somacarrera Íñigo

6 comentarios:

emmagunst dijo...

aún no encontré el poema que quiero publicar, pero estos son importantes para mí, espero que les guste lo que elijo, aunque no opinen...

mariajesusparadela dijo...

No sé a los demás. A mi, me gusta.
(y me hace sonreir)

emmagunst dijo...

Gracias Maríajesús!!! un abrazo poético entonces!!!

Anónimo dijo...

muy hermoso lo que escribistes besos carlos

Maia dijo...

Las estrellas, como extraño esas noches estrelladas de Montevideo ni te lo imaginas. Aquí el cielo no brilla tanto y siempre que estoy en zona acampada me digo que me gustaría poder volver a ver esa imagen de perdida de tiempo porque lo que vemos ya no es sino más que el reflejo de algo que fue hace años luz. Me gustó mucho. Besos

emmagunst dijo...

no es mío Carlos, es de Margaret Atwood, una hermosa poeta. Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...