La mujer escribe y eso es lo que importa










16 de agosto de 2010

Louise Glück, Lamento


Fotografía de Geoffroy Demarquet



LAMENTO

Algo terrible está ocurriendo –mi amor
se está muriendo nuevamente, mi amor que ya murió:
murió y ya lo lloré. Y continúa la música,
la música de la separación: los árboles
se vuelven instrumentos.

Y la tierra es tan cruel, los sauces rielan,
e inclinando sus copas lloran los abedules.
Tan cruel, y tan profundamente tierna.

Mi amor se está muriendo, mi amor,
no solamente una persona, sino una idea, una vida.

¿Por qué voy a vivir?
¿Dónde voy a encontrarlo nuevamente,
sino en la pena, esa madera oscura
de que está hecho el laúd?

Con una vez ya basta. Con una vez ya basta
para decir adiós sobre la tierra.
Y para estar de luto, eso también.
Con una vez ya basta para decir adiós por siempre.

Los sauces rielan junto a la fuente de piedra,
hay senderos de flores a su lado.

Con una vez ya basta: ¿por qué vive de nuevo?
¿Y por qué tan efímero, solamente en un sueño?

Mi amor se está muriendo: de nuevo comenzó la despedida.
Y a través de los velos de los sauces
la luz del sol asciende y resplandece,
ya no es la misma luz que conocíamos.
Y los pájaros cantan otra vez, y la tórtola viuda canta, incluso.

Está canción ya la canté. Junto a la fuente
de piedra están cantando los sauces otra vez,
con ternura indecible, mientras mojan sus hojas
en el agua radiante.

Es claro que lo saben; sí, lo saben. Nuevamente se muere,
igual que el mundo. Se muere por el resto de mi vida,
para que así yo crea.


LAMENT

A terrible thing is happening--my love
is dying again, my love who has died already:
died and been mourned. And the music continues,
music of separation: the trees
become instruments.

How cruel the earth, the willows shimmering,
the birches bending and sighing.
How cruel, how profoundly tender.

My love is dying: my love
not only a person, but an idea, a life.

What will I live for?
Where will I find him again
if not in grief, dark wood
from which the lute is made.

Once is enough. Once is enough
to say goodbye on earth.
And to grieve, that too, of course.
Once is enough to say goodbye forever.

The willows shimmer by the stone fountain,
paths of flowers abutting.

Once is enough: why is he living again?
And so briefly, and only in dream.

My love is dying; parting has started again.
And through the veils of the willows
sunlight rising and glowing,
not the light we knew.
And the birds singing again, even the mourning dove.

Ah, I have sung this song. By the stone fountain
wth willows are singing again
with unspeakable tenderness, trailing their leaves
in the radiant water.

Clearly they know, they know. He is dying again,
and the world also. Dying the rest of my life,
so I believe.






Louise Glück (Nueva York, EE.UU, 1943)
de Vita Nova, Hopewell, New Jersey: The Echo Press, 1999
Traducción de Ezequiel Zaidenwerg

11 comentarios:

NINA dijo...

El amor es como los gatos, tiene muchas vidas...

emmagunst dijo...

si Nina, y si uno se abre...

Curiyú dijo...

Qué querrá decir? En serio!!!

emmagunst dijo...

Curiyú, hay cosas que una vez muertas es preferible que no resuciten. Velar el amor por alguien una y otra vez así sea en sueños es revivir una y otra vez dolores que debieran desaparecer, reabrir heridas que creíamos cerradas, plantearnos si realmente estaba tan muerto o si de a ratos respiraba todavía.

karina dijo...

no puedo leerlo solo veo simbolos

NINA dijo...

Bombona... entrá a ver tu blog...
Yo lo pude leer bien, pero parece que el resto no!
Parecen jeroglíficos.
Baci

Edmundo dijo...

Es una belleza de signos, para mi, inexplicables, aunque me esfuerce.

emmagunst dijo...

ahí lo retoqué, espero que se vea porque yo no me doy cuenta!!! un abrazo

NINA dijo...

Ya se ve bien otra vez-

Besos

yo-matias dijo...

Muy bueno! Y es verdad...podemos salvar el amor de una o algunas enfermedades, pero cuando se muere no vale la pena intentar resucitarlo.

Los invito a leer otro poema que me gusta y llegó mucho sobre el mismo tema:

http://www.poemas-del-alma.com/mario-benedetti-a-la-izquierda-del-roble.htm

No lo pude escribir aquí porque excede el máximo de caracteres

emmagunst dijo...

Hola Matías! Síiiii, claro que leí A la izquierda del roble de Don Mario Benedetti, uno de mis poemas favoritos de todos los tiempos, por que lo tenía recitado por él en una cinta de caset y lo escuchaba una y otra vez hasta que me lo aprendí de memoria. Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...