La mujer escribe y eso es lo que importa










4 de agosto de 2010

Sharon Olds, La especialista en babosas


Fotografía de Pavel Kiselev


LA ESPECIALISTA EN BABOSAS


Cuando era especialista en babosas, apartaba
las hojas de la hiedra, en busca de esos cuerpos
traslúcidos, brillosos, de gelatina verde,
que subían reptando lentamente
a mi merced, por la pared de piedra.
Al estar hechas casi todas de agua,
morían al instante si les echaban sal,
pero eso no era lo que a mí me interesaba. Lo que a mí me gustaba
era correr las hojas de la hiedra, quedarme respirando
el olor de la pared, y esperar en silencio hasta que el bicho
se olvidara de mí, y sacara las antenas;
ver cómo esos cuernitos relucientes se alargaban
como si fueran telescopios, hasta que finalmente
los extremos sensitivos salían a la luz,
íntimos e infalibles.
Unos años más tarde,
cuando vi por primera vez a un hombre desnudo,
me sorprendió observar cómo se repetía
el callado misterio, ver a esa criatura
parsimoniosa y elegante salir de su escondite
y brillar en el aire polvoriento,
deseosa y tan confiada
que una podría llorar.



CONNOISSEUSE OF SLUGS

            When I was a connoisseuse of slugs
            I would part the ivy leaves, and look for the
            naked jelly of those gold bodies,
            translucent strangers glistening along the
            stones, slowly, their gelatinous bodies
            at my mercy. Made mostly of water, they would shrivel
            to nothing if they were sprinkled with salt,
            but I was not interested in that. What I liked
            was to draw aside the ivy, breathe the
            odor of the wall, and stand there in silence
            until the slug forgot I was there
            and sent it antennae up out of its
            head, the glimmering umber horns
            rising like telesopes, until finally the
            sensitive knobs would pop out the ends,
            delicate and intimate. Years later,
            when I first saw a naked man,
            I gasped with pleasure to see that quiet
            mystery reenacted, the slow
            elegant being coming out of hiding and
            gleaming in the dark air, eager and so
            trusting you could weep.

(1983)



Sharon Olds (San Francisco, EE.UU., 1942)
de Los muertos y los vivos, 2006
Traducción de Ezequiel Zaidenwerg
para leer MÁS

10 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

No tengo palabras: preciosura.

Maia dijo...

Fabuloso poema. Gracias gracias. Yo tambien te quiero.

marcela dijo...

El blog tiene un desborde de belleza que va ampliándose. Y esa canción. No puedo decirte cuanto me ha gustado, ya la tengo en mi fonoteca, la he bajado. Me recuerda a Fabrizio D'André .
Por cierto la foto es estupenda, eres una fotógrafa de gran estilo. Yo me dedico a la fotografía, soy esa cosa horrible que se llama comisaria/curator/curadora.
Un beso.
La margen izquierda se llena de poesía y frases que me gustan.

emmagunst dijo...

Pulga-Maia, estos poemas traducidos de Sharon Old son increíbles, hay mucho mas aún. Ese laburito lo hace Ezequiel Zaidenwerg.

Marce! la foto está fuera de foco, y podría haber hecho una toma de mayor contraste pero bueno, ese atardecer fue sanador...!Creo que saqué 100 fotos solo mientras se iba el sol!

NINA dijo...

Sabés qué hacía con los caracoles cuando mostraban las antenitas-ojos?
Se los tocaba! Y entonces rápido, rápido los volvían a esconder. Y al ratito... otra vez.
Y me la pasaba torturando a esos pobres bichitos...
Qué mala era!

Anónimo dijo...

Embaucador suelto
princesas tristes y lavandas marchitas
sabes quien es?
o te suena familiar?
te suena Rodolfo?
cuantas son las engañadas?

Stalker dijo...

Cuando voy por el campo en el Pirineo navarro siempre voy apartando las babosas, para que no las aplasten... ¡Yo también me he hecho especialista en babosas!

marcela dijo...

Los fuera de focos me gustan. Hay muchas bueneas fotografías por estar fuera de foco. Yo también soy una fuera de foco. Me desdibujo, soy abstracta la concreción me mata.
Besos

ángel dijo...

Espléndido poema de Sharon Olds. Gracias.

Un gusto haberte encontrado.


Saludos...

Marcelo dijo...

Doy fe: las salé. También esperé por sus antenas. Doy fe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...