La mujer escribe y eso es lo que importa










17 de septiembre de 2010

Isidoro Blastein, Cerrado por melancolía

obra de Elisa Luque Jensen, Colombia, 1982


" Las ideas las tenía yo, ella las ponía en práctica. En general a mí las ideas se me ocurrían cuando espantaba recuerdos o cuando sentado a mi escritorio de ideas jugueteaba con la réplica del puñal de Sandokán, o miraba arder el fuego de la salamandra o miraba el cielo a través de la ventana. Yo hubiera querido, y se lo dije a ella muchas veces, que todas las ideas hubieran sido sometidas a un control estricto de calidad. Yo quería tirar las ideas sobre el escritorio de ideas, atacarlas por los cuatro costados, ver hasta dónde resistían, hasta dónde eran viables y después hasta dónde eran redituables. 
Pero ella las ponía en práctica enseguida. 
Así era ella. "

1 comentario:

Marcelo dijo...

Isidoro Blaisten y Mario Jorge De Lellis tomando vino en un bar de Tacuarí y Rivadavia

"En eso entró un sujeto raro y antiguo, con un sombrero hongo empotrado hasta las cejas. Despaciosamente, fue mirando con severidad todo el salón. Cuando nos vio se acercó un poco y nos estudió con una insistencia torva, casi despreciativa. Y se fue. Con la misma dignidad con que había entrado, dio media vuelta y se fue.
Nos miramos en silencio. Entonces Mario dijo:
- Inspector de angustiados."

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...