La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de septiembre de 2010

Joan Margarit, Principios y finales (+1)


Fotografía de Alberto Polo Iañez



PRINCIPIOS Y FINALES

Un tiempo fui una chica con futuro.
Podía leer a Horacio y a Virgilio en latín
y recitar a Keats completo de memoria.
Al entrar en sus cuevas, los adultos
me capturaron: comencé a parir
hijos de un hombre estúpido y creído.
Ahora cuando puedo lleno el vaso
y lloro al recordar algún verso de Keats.
Una no sabe, cuando es joven,
que no hay lugar alguno
donde poder quedarse para siempre.
Y le parece extraño si no llega
aquel o aquella en quien hallar descanso.
Una ignora, de joven, que los principios
no se parecen nunca a los finales.

(de Los motivos del lobo/Els motius del llop, 1993)





Fotografía de Alberto Polo Iañez



EL EQUIPO DEL ASESINO

Entre los desastres amontonados como sacos,
la vida me ha dejado tu amor.
Qué más da ya el silencio de la noche,
el coche negro que ha apagado los faros
y el saxo que se escucha, flojo, en la radio.
Lo que debe ser impecable es el disparo:
peligroso y certero. Como tú en mi vida.

(de Casa de Misericordia, Ediciones Proa, Barcelona 2007)



L´équip de l’assassí

Entre els desatres apilats con sacs,
la vida m´ha deixat el teu amor.
Tant se val el silenci de la nit,
el cotxe negre que ha apagat els fars
i el saxo que se sent, fluix, en la ràdio.
El que ha de ser impecable és el dispar:
perillós i certer. Com tu en la meva vida.





Joan Margarit 
(Sanaüja, La Segarra, Lleida, España, 1938)
para leer MÁS

7 comentarios:

Mundo Aquilante dijo...

Precioso Emma!
gracias por compartir poesía tan hermosa.

Saludos desde Mundo Aquilante!

Maia dijo...

"Una no sabe, cuando es joven,
que no hay lugar alguno
donde poder quedarse para siempre"...claro, porque nuestro corazón es por naturaleza Errante. Porque aunque nos quedemos, siempre queremos irnos, aunque sea por un ratito y volver. Por eso leemos; para irnos quedándonos o para quedarnos yéndonos. Para transportarnos a otros sitios sin quebrar las reglas, para ser todas esas mujeres que no somos pero que sí somos. Para no convertirnos en seres unidimensionales.
Creo.

Besote,

P.D: Joni Mitchell: una diosa !

Curiyú dijo...

Mierda que si. De viejos nos acordamos tarde tarde.

J O N Á S V E R G A RA dijo...

There's no Strawberry Field.
Tan sólo Desolation Row.

Nunca está de más ponderar tu buen gusto.

Abrazo.

pilar mandl dijo...

¡Qué bueno! no conozco el libro ni el autor... voy a indagar...

Muchas gracias

Pandora dijo...

...que los principios no se parecen nunca a los finales.

Mientras podamos recordar...

María dijo...

Cuanta verdad querida amiga en Margarit.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...