La mujer escribe y eso es lo que importa










4 de noviembre de 2010

Ana Pérez Cañamares, Entonces...

Dibujo de Javier Bernasconi



Entonces ¿tú también me ves así?
¿Tú también me ves fuerte?
Porque le echo cayena a la comida,
porque bebo como un hombre
(un hombre que bebe mucho)
porque me he horadado el cuerpo
-y el cerebro-
porque he parido a cuatro patas
como una hembra en su guarida
porque okupé en Londres
porque he hablado en público
y he lavado y vestido a mi madre muerta
porque me he rapado el pelo
y lo he teñido de amarillo
porque he dormido sola en el monte
y he puesto a conversar
mi oscuridad con la oscuridad de fuera.
Así que tú también me ves fuerte.
Serás de los que te sorprendas
el día que me desplome;
insistirás en que nunca me viste
dar una señal de debilidad
o de abatimiento.
Te equivocarás como todos
y no podré culparte:
toda la vida llevo apoyándome
en esta fama de fuerte.
Sólo yo sé que la fama camina
sobre muletas podridas.



Ana Pérez Cañamares 
(Santa Cruz de Tenerife, España, 1968)
de La alambrada de mi boca, 2007
su blog: EL ALMA DISPONIBLE
para leer MÁS

8 comentarios:

thais dijo...

Creo que los dos últimos versos recogen de manera inmejorable el peso de todo el poema.
Me quedo con ese final. Un remate magnífico.

Saludos y gracias por la visita Emma! Me ilusiona que alguien lea y comente:-)

Laurel dijo...

Yo con todo porque del principio al fin me identifico salado! Hazte fama y héchate a dormir... y luego la fama te mata porque no puedes cambiar el perfil!!! Muy bueno lo que estas compartiendo, gracias. Beso

Laurel dijo...

Sorryyyy ,échate, bestia yo!!

Ana Pérez Cañamares dijo...

Gracias ;)

Carmela dijo...

Es un poema soberbio. Me ha encantado.
Saludos

Maia dijo...

Ana, excelente poema. Todo un manifiesto, me encantó.
Un abrazo y felicitaciones.

José Antonio Fernández dijo...

Imágenes muy contundentes y el final borda el poema.
Muy bueno.

Say dijo...

Poema contundente...Me gusta!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...