La mujer escribe y eso es lo que importa










6 de noviembre de 2010

Cecilia Vicuña, Luxumei

Fotografía de Hans Silvester
 

LUXUMEI

"y ansí diré mil desatinos
por si alguna vez atinase"
Teresa de Jesús

Necesito decir que mi atavío natural
son las flores aunque me vestiré
de un modo increíble
con plumasdientes de loco
y manojos de cabellera
de Taiwan y Luxumei.
Cada vez que estornudo
se llena el cielo de chispas
hago acrobacias
y piruetas endemoniadas
cada noche
me sale una espalda adyacente.
Soy de cuatro patas
preferentemente,
las ramas me saldrán por la piel,
estoy obligada a ser
un ángel con la pelvis
en llamas




Cecilia Vicuña 
(Santiago, Chile,  1948)
Reside en Nueva York
de Luxumei o El traspié de la Doctrina, Poemas 1966 - 1972
Editorial Oasis, Los libros del fakir, México, 1983
para leer MÁS

3 comentarios:

Maia dijo...

Me gusta sobremanera la composición que hiciste en esta entrada.

José Antonio Fernández dijo...

Una poesía muy buena, muy femenina.
Un saludo.

Say dijo...

Luxumei...plumasdientes, ramas, flores...cabelleras...qué atavío natural!. El tino de las palabras!

Como dice Maia, buenísima composición!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...