La mujer escribe y eso es lo que importa










22 de diciembre de 2010

Emma Gunst, Anotador de recuerdos (1)

(yo)



Caminar a las corridas, 
bajo la lluvia,  
sintiendo amor

el beso que me dio en una esquina 
(a plena luz del día)

el ángel que tocó el timbre ese domingo 
y me salvó de mí misma 
y me llevó a pasear sin preguntarme nada

la noche fría y estrellada
en la que me hizo escuchar "Lucha de gigantes" 
y sentí que el amor podía ser eterno

el 8 de diciembre de 1980, 
cuando mis padres se olvidaron 
de mi cumpleaños por la muerte de John Lennon,
sus tristezas eran incalculables

los 3 en la cama esperando a papá,
 llegó y nos dijo: "es otra nena, se llama Paula"

a mamá tan hermosa 
con sus jeans pata de elefante, 
parada en la vereda, 
con sus manos en los bolsillos traseros, 
un atardecer de verano, 
tan linda ...

los pocos abrazos con papá

Indiana saliendo de mi cuerpo


Emma Gunst

8 comentarios:

Maia dijo...

Sabés que lo iba leyendo y me decía, "me gusta porque es una poesía escrita honestamente". No sabía que era tuyo lo juro. E incluso antes de saberlo también me emocioné leyéndola. Me encanta y me llegó hasta el alma. Y por qué será que la fotos de nuestra infancia nos hacen querernos más de lo que nos queremos ahora? A vos también te pasa???
Un beso enorme amiga, que no se olviden los trineos de dejar una huella en el cielo de tu casa. Te quiero mucho,

Carmela dijo...

los recuerdos, alojados dulcemente en el corazón, cuándo asoman con palabras al exterior, crean hermosos textos.
Un beso!

Leonardo B. dijo...

Por minha grande falta de jeito, mas com o desejo de também partilhar o espírito desta quadra, partilho de Vitorino Nemésio, um outro Natal,

«Percorro o dia, que esmorece
Nas ruas cheias de rumor;
Minha alma vã desaparece
Na muita pressa e pouco amor.

Hoje é Natal. Comprei um anjo,
Dos que anunciam no jornal;
Mas houve um etéreo desarranjo
E o efeito em casa saiu mal.

Valeu-me um príncipe esfarrapado
A quem dão coroas no meio disto,
Um moço doente, desanimado…
Só esse pobre me pareceu Cristo.»

Com um sincero desejo de uma quadra plena,
Um imenso abraço,

Leonardo B.

marcela dijo...

Me ha gustado muchísimo, yo también tengo recuerdos en sepia. me gustan las fotos antiguas, de hecho colecciono lo que se llama "vernaculares" de gente que no conozco y las miro e imagino. Les hago una vida a medida de mis espectativas, desesperanzas, alegrías, o desastres.
Besos fuertes.Escribe más, me gusta.

Anónimo dijo...

deberías hacerlo con más frecuencia. Llega, gusta, estremece.

Say dijo...

Preciosa rememoración. Los recuerdos son un hermoso combustible para la creación.

LLegan estas palabras porque durante su escritura se esparcen hondas partículas vitales. Y en la lectura se enlazan con las nuestras...por evocación.

Esas fotos de antes, en blanco y negro...qué poderosas.

Maia dijo...

Say, totalmente de acuerdo contigo en que los recuerdos son un combustible para la creación.
un abrazo,

::Isza:: dijo...

Precioso!!! un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...