La mujer escribe y eso es lo que importa










15 de diciembre de 2010

Aurora Luque, La deconstrucción o el amor


(*)


LA DECONSTRUCCIÓN O EL AMOR

Amar es destruir: es construir
el hueco del no-amor,
amueblar con milagros la pira trabajosa
echando al fuego lenguas, carne de ojos vencidos,
piel jubilosa, dulce, nucas saladas, hombros temblorosos,
incinerar silencios y comprobar la altísima
calidad combustible del lenguaje.
Hay estadios del cuerpo a cuerpo a cuerpo
que no alcanzaron nombre en el origen.
Y quién inventa hoy
vocablos para el quicio
fragante de una piel, nombres para los grados de tersura,
acidez o tibieza de un abrazo, quién justificaría
las palabras-tatuaje, las palabras tenaces como un piercing,
las palabras anfibias e ilegítimas.
El poeta ha dejado junto a cada palabra
lo que cada palabra le pidiera al oído:
derramarse indecible en otro cuerpo
o estallar en un verso como válvula.
El poeta, desnudo,
cuelga una percha en un árbol perdido
y las palabras van
al poema a vestirse.




Aurora Luque (Almería, España, 1962)
Premio Fray Luis de León
de Camaradas del Ícaro, Visor, Madrid, 2003
para leer MÁS

1 comentario:

Curiyú dijo...

El lenguaje es la nafta, sin duda. Echarle más leña al fuego.
Entiendo, naftas innecesarias y otras, sumamente necesarias. Pero todo es el lenguaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...