La mujer escribe y eso es lo que importa










4 de diciembre de 2010

Märta Tikkanen, A mí me fue fácil


Fotografía de Александр Виханский


A mi me fue fácil
al principio
bastaba con amar
Era bien fácil
amar
cuando una siempre había estado rodeada
de amor
y cuando había aprendido muy temprano
que el amor era lo más grande
y lo más alegre
y lo mejor que había

Mientras hubo amor
todo fue bien
Pero luego se convirtió en odio
y el odio estaba prohibido
cuando yo era pequeña

¿Cómo proceder
con un odio
que no puede existir?

No se dicen palabras feas
No se blasfema
No se pega
No se grita
No se dan portazos, desde luego
No se deja traslucir nada en la cara
No se tira ninguna cosa
naturalmente

Hay que tratar de ser verdaderamente amable
cuando se odia

Hay que tragarse el odio
comérselo
no manifestarlo
no admitir nunca su existencia

A mí no me fue fácil
odiar
pero lo fatal fue
no hacerlo.

"Ei tietenkään heitellä
esineitä
Yritetään olla oikein herttaisia
kun vihataan

Viha nielaistaan
se syödään
sitä ei näytetä
sitä ei tunnusteta koskaan

Minun ei ole ollut helppoa
vihata
mutta kohtalokasta
oli olla vihaamatta"




Märta Tikkanen 
(Helsinki, Finlandia, 1935)
de La historia de amor del siglo, Ediciones Hiperión, Madrid, 1989
Traducción y prólogo de Francisco J. Uriz 
para leer MÁS

5 comentarios:

NINA dijo...

Ja!

yo no odio. Demasiado trabajo.

Maia dijo...

No sé no sé. No porque sea demasiado trabajo como en el caso de Nina. Amar también es mucho trabajo. Rabia se me asemeja más. Siento rabia, furia, impotencia. Pero odiar...creo que odio a Achmadinachak tanto como odio a Hitler, a Franco, a Mussolini, al Goyo Alvarez, a Videla, a Getulio Vargas y otros. Achmadinachak (no sé cómo se escribe su nombre en español sorry) desearía que desapareciera de la faz de la tierra. Lamento traer algo político en un blog puro amor pero es lo único que se me ocurre acerca del odio.

Say dijo...

Este poema describe cómo se educa a las mujeres generación tras generación, en todos los países del mundo. Con la educación que reciben, queda anulado su instinto de defensa. Así se explica porqué estamos donde estamos todavía.

Lo más importante para una mujer es tomar conciencia de su propia vida. En este poema esa conciencia dolida, se expresa.

emmagunst dijo...

Say! hoy tenés una claridad expresiva iluminadora.

Nina, el odio me agota desde el inicio.

Maia, mientras podamos hacer manifiestas las emociones, escupirlas en su debido momento, creo que hacen a nuestra "sanidad" y eso no está nada mal.
(la política es parte inherente de la vida)

Curiyú dijo...

Lo único que odio es el odio. El amor te salva, de verdad. No es un lugar común. El amor, empíricamente, te salva.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...