La mujer escribe y eso es lo que importa










13 de diciembre de 2010

Nurit Kasztelan, La molienda



(*)



Estoy sola como el mundo.
Soy plana como el mundo.

Lo único que quiero
es provocar
un estado de tensión
en el que las cosas se rompan
y no haya ruido.

Funciono como las plantas,
si aspiro demasiado
me ahogo.

En Méjico me contaron
de una mujer
a medida que molía el maíz,
su brazo iba desapareciendo.

Soy como esa mujer
que se muele a sí misma.
me escribo
y desaparezco.








Nurit Kasztelan (Buenos Aires, Argentina, 1982)
de Movimientos Incorpóreos, Editorial Huesos de Jibia, 2007
para leer MÁS
(*) s/d del autor de la fotografía

3 comentarios:

PÁJARO DE CHINA dijo...

ser tragado por la propia escritura, como si te tragara el mar. o desaparecer en ella lentamente, como si fuera un viento que te borra.

tu casa es un lujo necesario. un pedazo de pan.

Curiyú dijo...

Borrá los malos recuerdos pero no te borres a vos misma, no.

Los Escritos Vuelan dijo...

Estos días pienso que a veces uno escribe para conjurar cosas que no desea, para protegerse de lo que teme, o del mundo. Me gustó mucho el poema y como lo uniste a esa imagen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...