La mujer escribe y eso es lo que importa










27 de diciembre de 2010

Roxana Popelka, Mis vecinos

-->
obra de Edward Hooper (sun in empty room)



MIS VECINOS

Recuerdo a todos y a
cada uno de mis vecinos.
No sé sus nombres
pero sé cómo pisan.
Sé que tienen miedo,
sé que son unos cabrones
que llevan una vida
miserable, y
que no salen de casa.
Que tienen un trabajo
embrutecedor, y mienten
cuando dicen que
les encanta.
Mis vecinos son
una condena permanente.
Sé que cuchichean a
mis espaldas tratando de
averiguar cómo vivo.
Sé que me vigilan
cuando salgo del portal,
que fisgan por la
mirilla para saber
si vengo acompañada.
Que pegan el oído
a la pared del salón
y me oyen cuando
hablo sola.
¿Cuántas veces habré
mandado a la mierda
a mis vecinos?
Sé que sus vidas
se han acabado
- por completo-
y yo,
no voy a hacer nada
para cambiarlas.




Roxana Popelka 
(Gijón, España, 1966)
en 23 pandoras: poesía alternativa española,
Ediciones Baile del Sol
Selección y prólogo de Vicente Muñoz Alvarez

su BLOG

5 comentarios:

marcela dijo...

No conozco a mis vecinos. Mi patria es mi rellano. No asisto a reuniones de vecinos, soy cortés pero mi república empieza en el umbral de mi puerta. Mi mundo y mi vecindad son los amigos de los blogs.
Besos

Curiyú dijo...

Hay vecinos y vecinos. Yo, pongamos por caso, soy el mejor vecino del mundo!

emmagunst dijo...

Obvio Curiyú!!!!!!!!!!!! =)

Maia dijo...

Una de las cosas que a mí me gusta de vivir en un edificio es el tema de los vecinos. Nnunca sentí la necesidad de vivir en una casa, prefiero un penthouse con vista al mar, cuando pueda claro.Se crea una relación de ayuda mutua en algunos casos y los chicos suben y bajan sin problemas. Pero te cuento una historia. En el apartamento enfrente al mío vivía una familia rusa con la que nos llevábamos muy bien. Acá todos tienen una nacionalidad distinta. Los de arriba son alemanes, y así - bueno, no me quiero ir del tema. Resulta que se mudaron y le vendieron el apartamento a una pareja. El médico y ella modelo. Venían cada tanto. Antes de mudarse él prepararon el depto.con todo lo que se te pueda ocurrir. Todo techno. Ahora, ésta no es una zona barata precisamente y no es como para venir de a ratitos vio? Con la de arriba ya no es empezamos a hacer historias de que él le metía los cuernos a la mujer con la modelo esta, porque venían siempre tarde y temprano en la mañana puf, desaparecían. No saludaban a nadie y siempre parecía que se estaban escondiendo. Incluso de la municipalidad le dejaron una nota que si no pagaba todos sus impuestos lo iban a embargar. La cuestión es que mi vecina, que es re-chusma (yo no ;), se enteró pasado el tiempo que se separaron, él la dejó luego de haberse comprometido y que él no soportaba venirse a vivir solo y estaba viviendo con los padres. Un tipo de cerca de cincuenta para que te hagas una idea. Nada mal, por cierto. Ahora viene cada tanto y yo lo escucho tocar el piano. A Noa, que le encanta el piano, le gusta abrir la puerta y se queda escuchándolo como toca. Toca bien pero siempre melodías tristes. Y una vez la gordincha me dice "mamá, por qué el señor este siempre toca cosas tristes? Lo dejó su novia? " y yo, como cuando uno es grande a veces se queda sin palabras ante esas preguntas y le dije "puede ser". "Bueno, entonces un día de estos invitalo a comer a casa, seguro le va a hacer bien". Me dijo. "porque toca muy lindo el piano, seguro que es una buena persona"...

emmagunst dijo...

Seguro que sí! Los chicos no suelen equivocarse!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...