La mujer escribe y eso es lo que importa










10 de enero de 2011

Jackie Kay, Lluvia torrencial


de la web


LLUVIA TORRENCIAL

La noticia sobre nosotras se esparce como una tormenta.
De una punta a otra de nuestro pueblo.
Nos quedamos tras las cortinas
entreabiertas como capuchas; vigilamos las miradas de la otra.

Hablamos de cambiarnos al oeste,
esta zona siempre ha sido una caja de zapatos
atada con cordel; pero bueno
tu padre todavía vive en esa casa
donde recalentábamos espagueti a la boloñesa
al mediodía y bailábamos con Louis Armstrong,
su gramófono fuerte como los latidos de nuestros dos corazones
al ritmo de bum didi bum didi bum.

¿Lo sabías entonces? Yo comencé a salir con Davy;
cuando me encontraba contigo sólo decía Hola.
Metí su sonrisa de foto del metro en mi cartera
y la sacaba para enseñarla a mis amigas en el descanso.

Poco después supe que te casaste con Trevor Campbell.
Todas las noches me metía al comedor escolar
totalmente desnuda, hasta que me despertaba el Miss, Miss, Miss
minuto a minuto. Luego me topé contigo en la Cruz.

No has cambiado, dijiste; esa tranquilidad.
Ni tú tampoco; tu risa aún atraviesa la calle.
Te ubico en el pasado, radiante, hasta que
— por qué no vienes a casa, a Trevor le encantaría.

El no estaba. No sé cómo ocurrió.
No nos molestamos con un sarta de te acuerdas.
Pasé mis dedos por las cuentas en tu cabello.
Tu pelo es bonito dije tontamente, bonito, te va bien.

Nos sentamos y nos miramos hasta que nuestros ojos se llenaron
como un vaso de vino. Lo hice, aquello que
soñé un montón de veces. Te desvestí
despacio, cada prenda de vestir caía
con un suspiro. Acaricié tu piel sedosa
hasta que estábamos de vuelta en los Campamentos, bajando
las colinas corriendo bajo una lluvia torrencial,
gritando y riéndonos; totalmente empapadas.




Jackie Kay (Edimburgo, Escocia, 1961)
de La Generación del Cordero, Antología de la poesía actual en las islas británicas, selección y traducción de  Carlos López Beltran y Pedro Serrano
para leer más en USTED LEE POESÍA2 y en OTRA IGLESIA ES IMPOSIBLE

6 comentarios:

Marga dijo...

Un buen poema para levantar el lunes...

Carmela dijo...

Fué el azar,la suerte ... o el destino, quién unió de nuevo las dos copas de vino?.

emmagunst dijo...

azar/suerte/destino, muchas veces me parece que son lo mismo; cuando algo tiene que ser...será :)
Beso Carmela!

Buen día Marga!!!

Carmela dijo...

Alguién muy especial, siempre me decía, aunque ahora duela o apriete, la vida pondrá todo en su lugar, .... pue eso estoy esperando.
Beso Emma

José Antonio Fernández dijo...

Foto y poema preciosos.
Te felicito por tan buen gusto.

Say dijo...

Ahora tengo una sensación de intensidad dentro de mí...leo el poema y revivo el amor de dos chicas adolescentes...ella luego se casó y yo tardé en olvidarla...nos reencontramos años después...las miradas quemaban...y el recuerdo de la pasión ardiente que vivimos, sé que se cruzaba en el alma y en la piel, mientras hablábamos...

Este poema me toca especialmente, me emociona...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...