La mujer escribe y eso es lo que importa










27 de enero de 2011

Jean Sprackland, Ladeo (IV)


Fotografía de Cristiana Ceppas




IV

Cuando te deslizas por mis superficies
ya escurridizas y de poco fiar
me recuerdas que soy líquido,
me haces descuidar todo menos
caer, vertir, inundar.

Todo hielo quiere ser agua.
Escucha:
aquel sonido al borde de lo oscuro
es el tic tac 
del hielo del mundo.



IV

When you slide along my already

slick and unreliable surfaces,

you remind me I am liquid,

you make me care about nothing except

falling, spilling, flooding.

All ice wants to be water.

Listen -

that sound at the edge of the dark

is the world's ice ticking.




Jean Sprackland (Burton, Inglaterra, 1962)
de Tilt, Jonathan Cape, 2007
Premio  Costa Poetry Award, 2007
Traducción de Ben Bollig & Roberto Rodriguez-Saona
su WEB

5 comentarios:

Marga dijo...

Ajá, es mucho mejor fluir como agua que tender al tropiezo siendo escurridizo...

Tendré que revisar mis hielos, ays.

Besos en cubitos

Curiyú dijo...

Me encantó. Pero lo mejor es tu "confesión" debajo de la foto. Sos transparente como el agua.

Maia dijo...

Derretirse como el hielo, fluír como el agua. Me encanta.

vera eikon dijo...

Precioso!!! Unas cuantas palabras y es como si el océano se condensase en una gota de agua...vivir es fluir y todo lo que no sea eso es asimilirse a las piedras (el hielo es una piedra con esperanza... un hilo de sol, la más debil lengua de fuego puede devolverlo a su estado agua)

Carmela dijo...

Emma, me encanta tu referencia bloguera. Menos mál que coincidimos en la fiebre de ayer.

El agua para mí es especial. No sabría vivir sin el mar.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...