La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de enero de 2011

Leire Bilbao, Sangro I y II

I

"Sangro", mancho el espejo con mis dedos.
Sangro mas no me siento más hembra.
Se pueblan de calles los olores,
humean bajo las piedras.
Arden los tejados,
el cielo es una mejilla encarnada al pasar a su lado.
La agujas gotean segundos sanguinolientos,
las hojas caen, púdicas, al ser tocadas.
Sangra la tierra sobre la que camino,
el fluído que no cabe ya en mis entrañas
se derrama desde el vientre en que fue creado.
Y no sé porqué debería negar
lo que soy: una mujer que sangra.



Ana Mendieta


II


Mancho de sangre la punta de mis dedos
y los llevo dubitativamente a la boca.
Esta sangre que mi cuerpo no desea
no sabe amargo.
Me duelen las mamas
como si pidieran labios.
No quiero los tuyos,
de nadie los quiero,
los guardo solo para mí.
Late mi cuerpo pidiendo respuestas
y poso una mano sobre el pecho.
Me preguntas porqué a veces entiendo
mejor a una leona que a ti.
Ahora ya sabes, cuando me laten los pechos,
por qué no te los dejo tocar,
porque me los guardo sólo para mí.




Leire Bilbao  (Bizcaya, España, 1978) 
http://sites.google.com/site/leirebilbaosite/

Extraído del libro "El Poder del Cuerpo"
Antología de Poesía Femenina Contemporánea
Editorial Castalia, 2009


5 comentarios:

Curiyú dijo...

Sangre, sangre, sangre...versión femenina de Palo Pandolfo!

Carmela dijo...

A veces me gustaría tener palabras que pudieran decir lo que un poema me dice, pero muchas veces,la mayoría de las veces,me quedo muda y solo puedo sentirlo en mi alma.
Y a veces solo puedo decir tan poco como, me gusta.

Malena dijo...

Todo tal cual.
Excepto lo de probarla.
¿Con qué necesidad?

emmagunst dijo...

...no lo sé!

Makeda dijo...

Son las ventajas de ser mujer...sangrar sangrar ...Un beso Emma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...