La mujer escribe y eso es lo que importa










27 de febrero de 2011

Ana Merino, Pequeña confesión


Fotografía de Sonya Jach (Polonia)



PEQUEÑA CONFESIÓN

¿Si yo soy tu sueño
por qué me siento sola
cuando me sueñas?

Llego arrastrándome
a tu boca cuando duermes
y no sé cómo empezar
a contarte una historia
que se parezca a ti
para que nunca sepas
que yo vivo contigo.

Los sueños somos
como las sombras,
pertenecemos a un solo cuerpo
pero queremos ser
otra persona.




Ana Merino (Madrid, España, 1971)
de Compañera de celda, Madrid, Visor Libros, 2006
para leer MÁS

12 comentarios:

Maia dijo...

Nunca me puse a pensar que dirán mis sueños de mí misma. Deben estar cansados de ir de un lado para el otro todo el tiempo, tan errantes ellos; tan cambiante yo.

Carmela dijo...

Me ha encantado el poema.
Nuestros sueños a menudo, saben más de nosotras que nosotras mismas. Si supiéramos escucharlos detenidamente nos conoceríamos mejor.
La foto es muy buena.
Besos

Anónimo dijo...

Definitivamente los sueños son de temer.
Muy buen poema

trilceunlugar dijo...

Ana Merino es de mis poetisas preferidas. Juego de niños es un libro que siempre está cercano a mi mano. Que fantástica es tu página, me siento muy orgullosa de haber estado rondando tu blog desde los comienzos, estás haciendo una labor maravillosa. Es cierto que últimamente no tengo mucho tiempo para pasarme por mis preferidos. Os leo siempre que puedo pero el maldito trabajo no me deja parar, espero volver pronto a mi situación antigua.
Besos y besos Emma

vera eikon dijo...

No sé si lo he entendido bien..
Los primeros versos me hablaban de la mixtificación del otro. De que las personas,la mayoría de las veces no se ven, en realidad se suponen, se idealizan, se sueñan(sobre todo aquellas más cercanas a nuestro corazón). Y esa imagen quimérica del otro, ensancha esa abismo llamado soledad.
Pero el resto de los versos me hacen pensar en el subconsciente, en ese otro que somos y que está a oscuras, al que sólo viste la luz mientras dormimos...
Por cierto que últimamente estoy obsesionada con las sombras..

emmagunst dijo...

yo no sé si lo entiendo (sé que no hago ningún esfuerzo) solo sé que me gusta, como cada poema o foto o video que subo acá, pero me muero cuando leo sus análisis, lo que les pasa cuando leen...Me sorprende siempre lo que escriben, me hace pensar, me hacen ver desde otros lados. Saludos a todas. Buenos días.

Maia dijo...

Y a mi tu blog es el que mejor me hace al alma. Creo que nunca te dije la gran influencia que tu blog ha tenido sobre mí.

vera eikon dijo...

Pues yo Maia, siento un poco como tú, y es que hace muy poquito que sigo el blog de Emma y sin embargo siento que todos los otros blogs que sigo están enlazados con el suyo...Como si yo fuera un poco como "mis pasos en sus huellas"(frase inspirada en el título de un cuento de J.C..) Y ahora me atrevo a escribir estas cosas pues llego a casa embriagada de vino y de sol(racionalmente no debería escribir nada en este estado). Primeros coletazos de la primavera en Galicia(bien!!!). Creo Emma que en realidad es maravilloso como los otros nos sorprenden y la repercusión que tienen en nosotros. Viva la interacción!!!!

emmagunst dijo...

"...embriagada de vino..." jajajajaa Gracias por los halagos, y el cariño.
Y no solo lo percibo yo, las poetas leen sus comentarios, casi siempre, a la mayoría las trato de contactar y les envío el enlace. Uds saben lo que cuesta conseguir libros de poemas de otros lados y autores no tan reconocidos por el mercado editorial. Sin embargo son buenísimas, y este ida y vuelta es muy importante para todos.

ABRAZO(SSSSSS)

José Antonio Fernández dijo...

Si pudiéramos saber qué nos dicen los sueños!! Que peligro!Soy de la teoría de vivir dos dimensiones, mientras estamos despiertos y cuando dormimos. Las dos están entrelazadas entre sí y una no puede estar sin la otra. Son mundos paralelos y distintos, autónomos en los cuales nos comportamos de distinta manera. Toda esta tontería la digo recién salido de la siesta o sea que aún no sé si estoy aquí o allí. En fin, eso.

Malena dijo...

Me hizo acordar a un cuento de Giovani Papini, La última visita del caballero enfermo. Te dejo un fragmento. Es un poquito largo, pero vale la pena.


No soy un hombre real. No soy un hombre como los otros, un hombre con huesos y músculos, un hombre generado por hombres. Yo soy -y quiero decirlo a pesar de que tal vez no quiera creerme- yo no soy más que la figura de un sueño. Una imagen de Shakespeare es, con respecto a mí, literal y trágicamente exacta; ¡yo soy de la misma sustancia de que están hechos los sueños! Existo porque hay uno que me sueña, hay uno que duerme y suena y me ve obrar y vivir y moverme y en este momento sueña que yo digo todo esto. Cuando ese uno empezó a soñarme, yo empecé a existir; cuando se despierte cesaré de existir. Yo soy una imaginación, una creación, un huésped de sus largas fantasías nocturnas. El sueño de este uno es tan intenso que me ha hecho visible incluso a los hombres que están despiertos. Pero el mundo de la vigilia no es el mío. Mi verdadera vida es la que discurre lentamente en el alma de mi durmiente creador.

emmagunst dijo...

Impecable Malena!!!

"Mi verdadera vida es la que discurre lentamente en el alma de mi durmiente creador."

y así sucesivamente... son un misterio los sueños, más aún la vida

Gracias !!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...