La mujer escribe y eso es lo que importa










2 de marzo de 2011

Ana Sofía Pérez-Bustamante, Psique

Fotografía de Elina Brotherus, Epilogue


PSIQUE

Tarde o temprano, Eros,
yo tenía que verte. No sé si tú lo sabes.
Quizá yo sospechaba que entonces tú te irías.
Quién sabe si, en el fondo, no lo hice a propósito.
Eso lo pensé luego. Entonces
creí que no podría vivir sin ti. No es cierto. 
Viví al principio en un despecho aireado. Más tarde,
una histriónica ira, una honda pena, 
una tristeza mansa, un eco de costumbre
lejana de estar triste, y finalmente, 
una sorpresa, casi, 
si alguna vez pensaba aún en ti.
Lo siento. Hubiera sido, 
no sé, más pedagógico, 
un idilio sin término, o al menos más romántico
un final de tragedia, y no este desenlace.
Escúchame este otro, a ver qué te parece.

Tú vienes aún a mí, algunas noches,
fingiendo que es ayer. Yo finjo que se apagan
las luces de mis ojos. Puedes llamarme como
más te complazca (Dánae, Venus, Leda...).
Yo, pensando en quien quiera, mejor te llamo Eros.
Nos vale cualquier nombre. Digo
"tiniebla", y todo se oscurece. Digo "olvido",
y sólo quedan cuerpos sin memoria.
No me pondré los ojos. Si olvidara
dejarlos en la mesa, junto al vaso,
me coseré los párpados antes de que amanezca
y sabré estar dormida.

Qué lástima de amor. Con que sólo tuvieras
dos dedos de frente, todavía podríamos
ser la más ejemplar y ultramoderna
pareja esporádica de hecho.



Ana Sofía Pérez-Bustamante 
(París, Francia, 1962)
Vive en Cádiz
de Mercuriales, Colección Esquío de Poesía, 2003 
para leer MÁS
su BLOG

19 comentarios:

Maia dijo...

Esas son las fases exactas del desamor. Me lo arruina un poco el "dos dedos de frente" pero fuera de eso, impecable.
La foto: vos no das puntadas sin hilo mijita, siempre exactas.

Carmela dijo...

Trabaja en mi misma Universidad, en el Departamento de Filología.
No sabía que había nacido en Francia.
Un beso

Maia dijo...

Uya, qué chiquito el mundo...

Carmela dijo...

A veces chuiquito, a veces demasiado grande....
Besos de café

vera eikon dijo...

Atrapa desde el primer verso. Al acabar de leerlo pensé que a veces se construyen hermosos poemas con palabras cotidianas. Y que rotunda resolución: "me coseré los párpados antes de que amanezca y sabré estar dormida". Cuántas veces habremos hecho cosas así!!!

Besos

Curiyú dijo...

Una preciosidad, mire. Y el final, me lo compro.

emmagunst dijo...

Maia, te cuento que el "dos dedos de frente" fue lo que me terminó de convencer que me gustaba mucho este poema! (vos sabés a esta altura que a mí me gustan los "pan pan y al vino vino")

Carmela, no somos tantos como parecemos, no? Dale mis saludos a Ana, no pude encontrar una dirección de mail de ella, si?

Vera, qué bueno que te haya gustado, y si, tiene interesantes imagenes. Un beso.

Curiyú, la manera de contar lo cotidiano de una relación y el final, me dejaron boquiabierta! =)


Gracias a todos y todas!!!

Carmela dijo...

Emma si estas interesada te puedo dar el del trabajo, es público para cualquiera que entre en la red.
Si lo quieres te lo mando a tu correo.
Besos

Malena dijo...

Qué bien pinta las etapas del desenamoramiento!!!

karina dijo...

tan para mi en esta época.
etapas de desenamoramiento como dice Malena, tal y como es.

Pensamos no poder vivir sin el, y un día ya no hay nada.

Y aunque se busque otros cuerpos, otras almas, solo la nada.

que pasa cuando esperamos estar preparados para volver a empezar y solo tanteamos vació?

que es peor? el sufrir por desenamorarse o el no sentir?

y entonces se recurre a la memoria emotiva de lo que fue, para acunarse, al menos, cálidamente en nuestra memoria.
a veces parece que me lees la mente

Maia dijo...

Emma, a mi también me gustan las cosas claras (de hecho, no tengo suficiente vocabulario para escribir de otra forma), pero es que venía leyendo el poema de una y de pronto la diferencia entre el estilo de los primeros versos y "el dos dedos de frente" me cortó el ritmo, como que me "saltó" demasiado. Son cosas de cada cuál, gustos. Pero repito, el primer verso con la descripción del proceso del desamor lo vale todo. Será que tanto me dicen que me aleje de las frases hechas cuando escribo que ya se me pegó la boludez, yo que sé.

emmagunst dijo...

Karina, yo no sé qué es peor! pero sí se lo que prefiero, y es tantear el vacío.


Maia, y te entiendo! de golpe lo "corta" con esa frase...aunque va dando ciertos indicios:

"Quién sabe si, en el fondo, no lo hice a propósito"

"Escúchame este otro, a ver qué te parece."

no sé, me parecen frases muy personales, como el pensamiento final.
ME ENCANTA!!!

Maia dijo...

Sí, puede ser. Pero me cortó la unidad. Es cierto eso que decís de los indicios.
Besos miles,
(es un placer dialogar contigo de poesía, vamos a tener que estar en desacuerdo más seguido ;)

Curiyú dijo...

Ves...el final es la posición de una mujer Vera, me encanta!

cuaderno de Cádiz dijo...

Hola, soy la autora del poema. Lo primero: Gracias. Me resulta tan raro este ejercicio. Magnífica foto: deslumbra y hiere. Estoy con Maia: un corte prosaico, un contrapunto. Nunca lo había pensado, pero tampoco sé si ahora me convence. En general el lenguaje de ese libro era así. Supongo que el prosaísmo deliberado forma parte de cierto cinismo contestatario. Ahora que me siento mucho más desgastada y estupefactamente escéptica podría ser un buen momento para descubrir la lírica pura.
Este poema hace pareja con otro, "Eros se explica un poco". Al final son diálogos de psicodrama íntimo. Yo soy Psique, yo soy Eros. Eros decía así:
EROS SE EXPLICA UN POCO
_____



Me estorbaban tus ojos. Te impedían
descender por los ríos de la carne
y remontarlos luego, lentamente,
a flor de piel. Mejor hubieran sido
ojos de mariposa: ocelos, sí, sedosos
círculos pintados que no ven,
que aletean. Mis párpados,
membranas fragilísimas que vibran por sorpresa
desde el centro del vientre, no resisten la luz.
Niño y pez, no quise que me vieras.
En medio de la noche suaves túneles
podía yo fingir
que hicieran de tu cuerpo luminoso
una amante vidriera, y tú podías pensar,
en el camino oscuro de mis manos,
caricias musicales
de un sendero muy hondo de puntos como estrellas.
Para que no tuvieras
miedo de mí. Para que no me hirieras
al filo de tus ojos.
Agudísima Psique, todavía
quieres poner las reglas, no comprendes
que de niños y peces ya no comprendes nada.
Yo no quiero jugar, yo soy el juego.
Y tú rompes el agua, y no me ves.

Si queréis hacer sangre, adelante. Un abrazo trasatlántico.

Maia dijo...

Ana Sofía, este poema que colgaste me fascina, es muy íntimo y sobre todo fluído. Aquí no siento cortes, me lleva por un mar de palabras que se deslizan una tras otra de manera armónica. La lírica pura a veces es muy distante a mis sentidos y los versos prosaicos con el "enter" como excusa, me resultan un engaño. En lo personal me gusta el término medio entre una cosa y la otra. Pero insisto, son gustos y yo no soy ninguna entendida en el tema. Vuelvo a repetir y no soy de decir una cosa por otra, que este poema último me ENCANTA.
Un abrazo de aprendiz (yo) a poeta (tú).

vera eikon dijo...

Estoy de acuerdo con Maia, el poema es fluído y se entrega a la lectura. Me he quedada prendada de los últimos versos. Sobre todo del que dice "que de niños y peces ya no comprendes nada". Lo leo y lo siento una verdad incontestable (¿y acaso las verdades incontestables existen?)...y entiendo que es algo que no tiene que ver con lo que se dice, sino que se localiza en su mismo envés. Me quedo un poco estupefacta (flotando en la nubecita del verso), cuando esto ocurre.
Muy interesante encuentro (Emma mediante..)
Abrazos

Carmela dijo...

Me encanta también este segundo poema que has colgado y lo más curioso es tener que venir a este lado de trasatlántico, para poder leerlos, siendo inquilinas de la misma ciudad. Tengo que estar más avispada.
Un beso

emmagunst dijo...

Gracias Carmela por haber logrado esta interacción!

Maia,Carmela, Vera, Karina y Curiyú, estamos invitados a Cuadernos de Cádiz (es un blog de divulgación cultural que administra Ana Sofía)!!!

Gracias Ana!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...