La mujer escribe y eso es lo que importa










20 de marzo de 2011

Ángela Figuera Aymerich, Belleza cruel


Fotografía de Lina Scheynius, Suecia, 1981


BELLEZA CRUEL

Dadme un espeso corazón de barro,
dadme unos ojos de diamante enjuto,
boca de amianto, congeladas venas,
duras espaldas que acaricie el aire.
Quiero dormir a gusto cada noche.
Quiero cantar a estilo de jilguero.
Quiero vivir y amar sin que me pese
ese saber y oír y darme cuenta;
este mirar a diario de hito en hito
todo el revés atroz de la medalla.
Quiero reír al sol sin que me asombre
que este existir de balde, sobreviva,
con tanta muerte suelta por las calles.

Quiero cruzar alegre entre la gente
sin que me cause miedo la mirada
de los que labran tierra golpe a golpe,
de los que roen tiempo palmo a palmo,
de los que llenan pozos gota a gota.

Porque es lo cierto que me da vergüenza,
que se me para el pulso y la sonrisa
cuando contemplo el rostro y el vestido
de tantos hombres con el mido al hombro,
de tantos hombres con el hambre a cuestas,
de tantas frentes con la piel quemada
por la escondida rabia de la sangre.

Porque es lo cierto que me asusta verme
las manos limpias persiguiendo a tontas
mis mariposas de papel o versos.
Porque es lo cierto que empecé cantando
para poner a salvo mis juguetes,
pero ahora estoy aquí mordiendo el polvo,
y me confieso y pido a los que pasan
que me perdonen pronto tantas cosas.

Que me perdonen esta miel tan dulce
sobre los labios, y el silencio noble
de mis almohadas, y mi Dios tan fácil
y este llorar con arte y preceptiva
penas de quita y pon prefabricadas.

Que me perdonen todos este lujo,
este tremendo lujo de ir hallando
tanta belleza en tierra, mar y cielo,
tanta belleza devorada a solas,
tanta belleza cruel, tanta belleza.




Ángela Figura Aymerich 
(Bilbao, 1902 - Madrid, 1984)
para leer MÁS
y MÁS

3 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Gran poema de endecasílabos. Es como una canción. Irradia optimismo a pesar de la crueldad de la vida.
Besoss.

vera eikon dijo...

Existe tanta tristeza en el mundo que alguna vez nos sentimos culpables de hallar belleza en él. Muy bonito
Abrazos Emma

Curiyú dijo...

Demasiados desgraciados en el mundo, como para alcanzar una felicidad ideal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...