La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de marzo de 2011

Eva Vaz, Saga fuga

Fotografía de Elina Brotherus, "This is the first day I"


SAGA FUGA

Sé que no me has borrado
como se borra un sueño.
Vivo.
Hay una playa que recuerda
en cada una de sus piedras.
Vivo,
y no, no me soñaste
ni yo te mentí cuando te decía aquello,
tú sabes, eso.
Ayer escuche a los Violent Fames
y no puse cara de muchacha triste.
Eso sería peor que tener cara de muchacha triste
cuando el pasado me destroza el cuello
y lo aprieta
y tengo un silencio con piedras
y puñados de arena en los ojos.

Yo no te soñé.
Te lo pueden decir mis venas anestesiadas de entonces.
Te lo puede decir la decepción
que se hizo una casa bajo mis vértebras.
El luto de mi inocencia.
Su muerte.

Te amé y te olvidé al mismo tiempo.
Con disciplina.
Mi trato crónico con el dolor me fue útil.
A ti, el dolor sólo te enseñó
a contarlo y a compadecerte.
A mí me hizo piedra.
A ti ceniza.

Y hoy no necesito que existas.

Llora esta noche.



Eva Vaz 
(Huelva, España, 1972)
para leer MÁS



8 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Vaya, el desencuentro. Cuestión eterna entre las parejas.
Muy bonito.
Buen fin de semana!

vera eikon dijo...

Me gusta, pero...entiendo que en cierto modo es un poema de liberación y de autoafirmación del yo, sin embargo lo percibo amargo. Como escrito con la bilis
Beso

vera eikon dijo...

Te juro Emma que sólo le había dado una vez al botón, pero mi ordenador se debe haber vuelto loco que no soporta hacerte un comentario tan breve....

Blue dijo...

Con disciplina.


Me encanta.
Besos.

Meri Pas Blanquer dijo...

Algo de rencor queda todavía.

Me gusta.

Carmela dijo...

Cuando el río suena agua lleva.
Ni piedra ni ceniza.
Besos

Malena dijo...

Con disciplina.
Así se olvida.
Se crea una rutina que hay que cumplir a rajatablas: no recordarlo mientras tomamos café, no recordarlo mientras nos bañamos, no recordarlo en la oficina, no recordarlo en la cama. Cuando se filtra un recuerdo, se lo anula con otro recuerdo ingrato (vamos, de esos siempre hay varios).
Y finalmente, después de tanto ejercitarse, pasa.
Y ya no necesitamos recordarnos a diario que debemos olvidar.


Entonces, dejamos que Ella Fitzgerald cante Cry me a river.

Y estamos curadas.

::Isza:: dijo...

Me llego hondo este poema... hermoso emma!!! =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...