La mujer escribe y eso es lo que importa










11 de marzo de 2011

Luisa Futoransky, Bodegón

(*)



BODEGÓN

Antes de que abandones
el aire
quiero que sepas que fuiste
importante como el pan fresco
el arcoiris, las estrellas, el color índigo
y los puentes de París





Luisa Futoransky 
(Buenos Aires, Argentina, 1939)
Reside en París, Francia
de Inclinaciones, Editorial Leviatán, Bs. As., Argentina, 2006
para leer MÁS

9 comentarios:

vera eikon dijo...

OH! Qué bonito!!! Todas cosas imprescindibles. Todas cosas para morir de amor. Y el Kiwi con el epicentro en forma de corazón...
Este poema es como una estrella matutina. Como la luna varada en la playa del día que nace...
Besos

Maia dijo...

A Luisa la tengo de mi adolescencia registrada. No leí mucho de ella pero sé que se exilió (o la exiliaron) a Francia, por lo que los puentes de París fueron-son sin duda muy importantes para ella no como lugar turístico sino como cobijo, el puente que hace a la diferencia entre la vida y la muerte.

Curiyú dijo...

Si fue importante como el pan fresco, es que fue demasiado importante. Allá, en las sierras, el pan fresco parece florecer de todas las manos.

Carmela dijo...

Que bella manera de decirlo.
A veces rebuscamos palabras y solo deberíamos dejar hablar al corazón
Besos

Meme Vergara dijo...

Hermoso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Bellísimo.
Sabe nombrar lo esencial y no es fácil.
Un beso, estimada Emma.

Andrea S. dijo...

Me encanta!
:)

Malena dijo...

Ahora si, después de esas palabras, puede seguir .... parte del aire.

almudena dijo...

siempre me llenas de sentido el alma con tus escritos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...