La mujer escribe y eso es lo que importa










15 de marzo de 2011

María Teresa Andruetto, 3 poemas 3


(*)




KODAK

Yo miraba,
tras la lente de una Kodak
con la que él sacó fotos de la guerra,
antes que la muerte disolviera
sus pupilas y delegara en mis ojos
el dolor de mirarme devastada
por la ausencia

*

Io guardavo
dietro la lente di una Kodak
con cui lui ha fatto foto di guerra,
prima che la morte dissolvesse
le sue pupille e delegasse ai miei occhi
il dolore di vedermi distrutta
dall’assenza

(Traducción del CCTM)




(*)



VISITA

Hoy vino mi madre a visitarme
y caminamos las dos por estas calles.
Hablamos de mi hermano,
de los hijos, de las chicas del Sur,
de mi cuñado. Otra vez yo critiqué
al gobierno y ella dijo otra vez
"¡Es un país tan grande!". No quiere
que me queje: "¡Este país generoso
recibió a tu padre!" y rodamos las dos
hacia una zona de tristeza, en silencio,
hasta que se detiene y dice: "Ayer
hice dulce de duraznos" y yo digo
que hablaron de mi libro
en el diario.


VISITA

Hoje a minha mãe veio visitar-me
e caminhamos as duas por estas ruas.
Falamos do meu irmão,
dos filhos, das raparigas do Sul,
do meu cunhado. A dado passo eu critiquei
o governo e ela afirmou a seguir
"É um país tão grande!". Não quer
que me queixe: "Este país generoso
acolheu o teu pai!", e seguimos as duas
por uma zona de tristeza, em silêncio,
até que se detém e diz: "ontem
fiz doce de pêssego" e eu digo
que falaram do meu livro
no jornal.

(Traducción al portugués de una  traducción francesa de Nicole e Émile Martel reproducida em Voix d' Argentine / voces argentinas, selección de Claudia Schvartz e Gerardo Manfredi, Leviatán (Buenos Aires), Écrits des Forges (Trois-Rivières / Québec) e Le Temps des Cerises (Pantin), 2009)
           

(*) Fotografías de Lylia Corneli


CARTA

En la feria, cuando elegía alcauciles
(estaban algo oscuros), un muchacho
que no tenía más de trece años (lo vi
correr, por La Cañada, hacia El Pocito),
me arrancó la cartera (quedaron
las tiras colgando).
¿Tenía dinero, señora?
Nadie preguntó por tu carta
(yo la llevaba conmigo,
tu última carta,
doblada en cuatro).
Era sólo un papel y ese muchacho
lo habrá tirado al agua.



Fotografía de Hugo Suárez
María Teresa Andruetto 
(Arroyo Cabral, Córdoba, Argentina, 1954)
de Kodak, Ediciones Argos, 2002
para leer una ENTREVISTA

3 comentarios:

vera eikon dijo...

Me gustan todos, pero el primero lo he visto... He visto a través del ojo de la cámara las imágenes desvastadas de la guerra. Lo he visto a él mirando a través del objetivo esas imágenes desvastadas de la guerra.La he visto a ella con los ojos rotos por su ausencia.¿Existen maneras más bellas y eficaces de decirlo?
Besos Emma y gracias por estas imágenes tan maravillosas que pones ante nuestro objetivo

José Antonio Fernández dijo...

Efectívamente, el primero es una maravilla. Llega a lo más hondo.
Y las fotos que eliges son siempre una parte muy importante de los poemas. Son preciosas.
Un abrazo.

emmagunst dijo...

Amigos, estoy tratando de conseguir alguno de sus libros. A pesar de ser de mi provincia, recién me acerco a sus poemas, y realmente me gustan. Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...