La mujer escribe y eso es lo que importa










21 de marzo de 2011

May Sarton, 2 poemas 2


Fotografía "The dog" de Elina Brotherus, Finlandia, 1972


QUERIENDO MORIR

A veces
Quiero morir,
Para acabar por fin
Y de una vez con todo:
No hacer mi cama de nuevo,
Nunca responder otra carta
Ni regar las plantas más,
Ninguno de esos esfuerzos
Que todos los días
Debo hacer
Para mantenerme viva.

Pero luego,
No quiero morir.
Las hojas están cambiando
Y tengo que ver
La grana y oro
Un vez más,
Una hoja amarilla
Revoloteando a través
Del aire iluminado por el sol

Una última vez.

(Traducción de Joselo Rondón)


WANTING TO DIE

Sometimes

I want to die,
To be done with it all
At last,
Never make my bed again,
Never answer another letter
Or water the plants,
None of those efforts
I must make
Every day
To keep alive.

But then

I do not want to die.
The leaves are turning
And I must see
The scarlet and gold
One more time,
A single yellow leaf
Tumbling through
The sunlit air

One last time.








Fotografía de Ben Trovato


SONETOS DE OTOÑO

2.    

Si puedo dejarte ir como los árboles dejan ir
sus hojas, tan naturalmente, una por una;
si puedo llegar a saber lo que ellos saben,
que la caída es alivio, es consumación,
entonces el miedo al tiempo y a la fruta incierta
no perturbaría los grandes cielos lúcidos,
este otoño extrañísimo, dulce y severo.
Si puedo soportar lo oscuro con los ojos abiertos
y llamarlo estacional, no áspero o extraño
(porque también el amor necesita un tiempo de descanso),
y como un árbol estarme quieta ante los cambios,
perder lo que se pierda para guardar lo que se pueda,
la extraña raíz todavía viva bajo la nieve,
el amor resistirá -si puedo dejarte ir.

(en 
A Durable Fire: Poems, Norton, 1972
Traducción de Diana Bellessi)


THE AUTUMN SONNETS

2.

If I can let you go as trees let go
Their leaves, so casually, one by one;
If I can come to know what they do know,
That fall is the release, the consummation,
Then fear of time and the uncertain fruit
Would not distemper the great lucid skies
This strangest autumn, mellow and acute.
If I can take the dark with open eyes
And call it seasonal, not harsh or strange
(For love itself may need a time of sleep),
And, treelike, stand unmoved before the change,
Lose what I lose to keep what I can keep,
The strong root still alive under the snow,
Love will endure – if I can let you go.







May Sarton -Eleanore Marie Sarton- 
(Wondelgem, Bélgica, 1912 - York, Maine, EE. UU., 1995)
Nacionalizada Estadounidense
para leer MÁS

10 comentarios:

José Antonio Fernández dijo...

Los dos están muy bien.
Uno nos habla de la apatía por la vida pero también nos rendimos por lo que nos da la vida,aunque sea la caida de una hoja amarilla.
El segundo por esa lucha continua de mantener el amor a costa de olvidaros de él, si pudieramos.
Me han gustado.
Un abrazo.

Marga dijo...

Mira que me gusta esta poeta...

Y sí, porque hasta el amor necesita un descanso, ays.

Besos mañaneros, Emmagunts

vera eikon dijo...

Me ha gustado mucho como funcionan musicalmente estos poemas. Lo cual dice mucho en favor de la labor del traductor
Beso

Rocío dijo...

Ufffff los dos poemas son preciosos pero el segundo me ha impactado...
Me encanta tu blog, en serio, estoy descubriendo nuevas voces que no conocía.
Muchísimas gracias ;)

::Isza:: dijo...

Me super emocionó el segundo... estoy pasando justo justito por ese momento en mi vida, y parece que quien me "habla" es la voz de mi conciencia....

Saludos Emma!

Raul Vargas Chirinos dijo...

Me gustó la foto muchísimo, la empatía del perro con su dueña alivia la letanía del sentimiento, aunque no estoy seguro si pueda reemplazar el hombro de un ser humano...
Los dos sonetos son hermosos, aunque me impresionó el segundo...es la extraña historia del amor humano, como un ciclo estacional, para renacer en el amor necesitamos dejarlo ir...previo sufrimiento, pues la mente es muy fuerte a los apegos y le gusta sufrir. Previa limpieza del "closet" aunque nos cueste el llanto del amanecer sin el ser amado, tarde o temprano llegará la primavera...
Gracias Emma querida por compartir. Saludos.

Marcelo dijo...

Bellísimo! quien no pensó las cosas de la primera poesía? yo, sí

Nomedejesquelopiense dijo...

Si puedo soportar lo oscuro con los ojos abiertos...
tal vez un poco aclare.
Mucha belleza
cariños

Makeda dijo...

Un día tendré que aprender a dejar ir..(te beso Emma)

María dijo...

Ambos poemas me han gustado, pero el segundo tiene más fuerza.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...