La mujer escribe y eso es lo que importa










30 de mayo de 2011

Charles Simic, 2 poemas 2


Imagen de la película Las alas del deseo



EN LA BIBLIOTECA

para Octavio

Hay un libro llamado
"Diccionario de Ángeles".
Nadie lo ha abierto en cincuenta años,
lo sé, porque cuando lo abrí
sus tapas crujieron, las páginas
se derrumbaron. Allí descubrí

que los ángeles habían sido una vez tan numerosos
como especies de moscas.
El cielo al ocaso
Solía estar espeso de ellos.
Había que agitar las manos
para mantenerlos apartados.

Ahora el sol brilla
a través de las altas ventanas.
La biblioteca es un lugar apacible.
Ángeles y dioses se apilaban
en libros oscuros no abiertos.
El gran secreto está
en algún estante junto
al cual la Srta. Jones
pasa todos los días en sus rondas.

Ella es muy alta,
de modo que mantiene
su cabeza inclinada como si escuchara.
Los libros están susurrando.
Yo no oigo nada, pero ella sí.


IN THE LIBRARY

for Octavio

There's a book called
"A Dictionary of Angels." 
No one has opened it in fifty years,
I know, because when I did,
The covers creaked, the pages
Crumbled. There I discovered

The angels were once as plentiful
As species of flies.
The sky at dusk
Used to be thick with them.
You had to wave both arms
Just to keep them away.

Now the sun is shining
Through the tall windows.
The library is a quiet place.
Angels and gods huddled
In dark unopened books.
The great secret lies
On some shelf Miss Jones
Passes every day on her rounds.

She's very tall, so she keeps
Her head tipped as if listening.
The books are whispering.
I hear nothing, but she does.

(en THE BOOK OF GODS AND DEVILS, 1990)


Fotografía de Caroline Kei




UNA VIDA DE FRAGMENTOS

Como una caja con fotografías viejas
Algunas ya rotas
Que encontraste en la basura
Y de las que salvaste algunas
mientras se llevaba el viento las otras.

Era un fría tarde azul de otoño
Cuando las dispusiste en la mesa
De la cocina y encontraste un rostro
Que te recordó a una muchacha
A la que una vez seguiste a la salida de la escuela.

Ella nunca se volvió a mirarte
Hasta hoy en que es todo sonrisa
Con los ojos apenas cerrados
Porque le molestaba el sol
O estaba a punto de pedir un deseo.




A LIFE OF FRAGMENTS

Like a box of old photographs
Some of them already ripped in pieces
You found on the dump
And helped yourself to a few
While the wind swept the rest.

It was a cold blue autumn evening
As you laid them out on the table
In the kitchen and found a face
That reminded you of a girl
You once followed from school.

She never turned to look at you
Until now, that is, all smiles
With her eyes tightly closed
Because the sun was in them,
Or she was about to make a wish.





Charles Simic (Belgrado, Yugoslavia, en 1938) 
Reside en  EE.UU.
Traducción de José Luis Justes Amador
para leer MÁS

7 comentarios:

Meme Vergara dijo...

no creo que fuera el sol... creo que estaba pensando en un deseo, definitivamente.

emmagunst dijo...

Simic es muy femme, me gusta esa sensibilidad, al menos en la escritura ;)

Sí, absolutamente, estaba pidiendo un deseo!!! Gracias Memé

Malena dijo...

Muy femme y con esa gracia e ingenuidad que da la adolescencia.
Me sorprendió que se tratara de alguien mayor.

emmagunst dijo...

Ahora me dejaste pensando Male, quedé varada en algún romance adolescente? seré una inmadura en el amor?

Malena dijo...

Es que el amor puro sólo es posible en la adolescencia. Lo que viene después se le parece, pero no es lo mismo. Los desengaños, los reparos, los presentimientos lo van transformando en otro tipo de amor.

vera eikon dijo...

Son unos poemas deliciosos. Me dan ganas de acurrucarme contra ellos...
Besos

José Antonio Fernández dijo...

Quién no ha segudo con la mirada a alguien?
Yo tengo en mi memoria muchas fotografías hechas que nunca han sido correspondidas aunque, supongo, que alguien habrá hecho fotografías de mí. El encuentro de esas dos miradas que se corresponden es lo dificil pero cuando eso ocurre es la leche.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...