La mujer escribe y eso es lo que importa










22 de mayo de 2011

Eva Vaz, Pretextos


Fotografía de Helen Korpak




Motivo o causa simulada o aparente que se alega
para hacer algo o para excusarse de no haberlo ejecutado.
R.A.E.

Jamás podremos encontrarnos
mientras permitamos
que persista este orden de cosas
en el que nos toca ser los miserables
L. Cohen.




Teníamos pretextos, motivos no fingidos,
costumbre, terror, para seguir,
aguantar, seguir aguantando,
como los tubérculos bajo la tierra,
asfixiados bajo la corteza.
Los ojos, la boca, llenos de tierra.
El pelo, las uñas,
como los muertos.

Y pretextábamos.
Pretextábamos todo tipo de circunstancias
no fingidas. Mentiras. Terror,
verdades implacables.
Pretextábamos como lo hacen los animales
antes del sacrificio.
Y como los niños:
quien levanta la voz, quien hace el dictado al revés,
recibe su castigo.

Y comencé aquel extraño dictado
del nacimiento de arterias bajo el cemento.
La voz, los gritos bajo la tierra
hasta romper la corteza:

la guerra ha comenzado y yo muero levemente.
Me gusta este dictado estúpido y solo.

Y todo este daño para saber
que el verdadero pretexto, la circunstancia
fingida: la mentira, el terror éramos
nosotros.

Ahora devuélveme a nuestra hija.

Ya no te quiero.



Eva Vaz (Huelva, España, 1972)
de Femigrama, Poesía con voz de mujer, Sevilla, 2008

5 comentarios:

Say dijo...

las citas son tan certeras!!

es doloroso ver cómo se cumplen a rajatable las palabras de Leonard Cohen. Cómo las personas eligen siempre la seguridad , la comodidad...tantos pretextos, tantas trabas!

es penoso ver cómo la más injustas justificaciones se esgrimen ante lo que podría ser una vida de amor y complicidad verdaderamente hermosa y completa.

Nada se intenta, nada se mueve, nada se realiza, por no arriesgar.

Nada cambia, por miedo o por pereza .

Los desafíos quedan sin completar, los intentos sin intentar, y la vida inmovilizada por
aburguesamiento.

El amor siempre ofrece cosas hermosas, dure lo que dure... ofrece amor sin condiciones.

Estas palabras de Eva Vaz resuenan con eco amplificado.

Raul Vargas Chirinos dijo...

¡Amén!

:Isza: dijo...

Totalmente de acuerdo con Say...
Hay que animarse, hay que tirarse al agua, hay que intentarlo al menos!!!

vera eikon dijo...

Nos enmohecemos en la comodidad de nuestros días, de nuestras relaciones, de nuestros trabajos, de nuestros bienes, de nuestras tierras...Esclavos de nuestra vida cerrada. No hay cosa que más temamos que nuestra propia libertad, por eso nos pasamos la vida inventándonos ataduras...
Besos

Antonio dijo...

Querida imaginación: Lo que amo sobre todo en ti es que no perdonas.
André Breton

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...