La mujer escribe y eso es lo que importa










4 de junio de 2011

Ana Muñóz Gómez, Religio amoris


Fotografía de Jiri Ruzek


"Fue un hombre que regaló cerillas
a los que viajan a la oscuridad
y amó a las mujeres que hacen sangrar el sol"

Ángel Petisme, de Necrológica.



Muero todas las muertes de mis cenizas esparcidas.
Boca seca y sed constante,
velo negro de mujer viuda.

Jamás debimos mezclar drogas
(Rock and Roll… qué importa, todo lo demás fue sólo sexo),
el alcohol nos inflamó a ambos.

You have killed me,
you have killed me.

Tú, hombre flemático,
frío y húmedo,
calmado e indiferente,
racional y beodo al mismo tiempo.

Lo más importante es atravesar el fuego,
(lo dijo Bukowski).

Me hiciste creer que eras capaz de atravesarme, de penetrarme,
de salvarme, de sanarme.
Una palabra tuya bastaba, una palabra
(pero todos los poetas mienten).

Con las piernas abiertas dibujé una noche en la luna
y te amé.
Fue difícil mantener el equilibrio en aquella postura.

Oh, tentación, tentación,
no pude resistirlo.

Yo, mujer caliente y seca,
fuego mal extinguido que respondió Amén a tus oraciones,
mujer que abandonó su escepticismo,
que hizo oración al tañer las campanas de la noche.

Abnegada y devota,
bebí de tu propia sangre,
el agua de tu cuerpo, yo la sudé.

Dormimos con los ojos abiertos aquellos sueños de éxtasis
que nos mataban
(pequeña muerte, la llaman).
Me prometiste un lugar en el sol
(mañana seremos aire
y llegaremos a tocar el cielo con los dedos).

Pero llegado el momento huiste de mí,
evaporándote en desapacible malestar,
en lluvia invertida.

Resaca, movimiento en retroceso de las olas,
residuos apostados en las arenas después de la crecida.

Así amanecí,
(SOLA).

Con las piernas abiertas hoy soy toda bilis haciendo sangrar el sol,
muriendo de sobredosis,
habitándome en el hígado la melancolía.

Anoche mi estómago estaba vacío
Y te asimilé cuatro veces más rápido.

Grito como Penélope para desgarrar tus oídos allí donde estés.
¡Mátame!
¡De cáncer de hígado!
¡Como a un borracho!
¡Mátame!

Nunca debí amarte tanto,
ahora mis sollozos se desploman en la arena
sintetizando la resaca de haberlo amado todo de una vez
sin haberlo hecho nunca antes
(no estaba acostumbrada).”




Fotografía de Jiri Ruzek




B O N U S   T R A C K



Siento la lluvia en el dolor de mi ventana.
¿Por qué no lloras de noche?
Cuando nadie me vea
utilizaré tu camiseta para limpiar los cristales
y aprovechando tu desnudez
haremos el amor
para que lluevas de otro modo.




Ana Muñoz Gómez (Cuenca, España, 1987)
para leer más en el blog de ANTON CASTRO


5 comentarios:

:Isza: dijo...

Ufff el primero.... exesos, excesos y mas... de todo! de amor, de drogas, de alcohol, de rock...
Excesos a los que nos entregamos sin imoprtarnos el dia que le sigue... dejamos el recuerdo de la resaca guardada en un cajon y nos disponemos a gozar, pero al otro dia el bajon noa agarra y nos destroza... es el precio a pagar por tanto goze, eso me confirma que NADA es gratis en la vida.

Besos Emma, genial el poema, como siempre tus selecciones son buenisimas.

vera eikon dijo...

Es lógico, amor que sobreviene galerna, tempestad, nos deja luego de patas para arriba. ¿Qué tendría de malo amarte todo de una sola vez(ayer estuve en el blog de Say, leyendo unos post maravillosos inspirados en "Una habitación en Roma"....Muchas veces me da la sensación de que en los blogs se dan conexiones misteriosas, o quizás sea sólo en mi cabeza..), si a lo mejor es el único tiempo del que disponemos?Que el amor dure una sola noche no lo convierte en menos amor. Y siempre prefiero las ganas de más a las ganas de menos....No está bien que tiremos el sexo a la basura porque a veces el mundo anda bien escaso.
Por cierto, me encantó el poema...Qué joven!!!
Besos tempestuosos

mónica pía dijo...

Me quedo con el último! Buenísimo! Te mando un beso.

emmagunst dijo...

Qué joven y cómo escribe por favor!!!

Gracias chicas! besos

a. dijo...

Gracias! Qué bien leer lo que estos versitos os sugieren. Muchas gracias, a.

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...