La mujer escribe y eso es lo que importa










9 de junio de 2011

Concha García, Leve delicadeza


Fotografía de Daria Endresen


LEVE DELICADEZA

No sé. Abro el buzón. Llegan
aquellas cosas mal puestas
en una silla o sobre ella.
Aturdirme de letras,
vivir tardíamente dos pasos
lo justo para intransitar lo cotidiano.
Verme en el espejo: sí, otro día.
Sí, son varios. Sí, fueron muchos.
No sé. Llegar, doblar la ropa
otear la casa, el interior de la casa,
de soslayo, y a veces de frente
sin dejar de examinarme. Es eso.
Sí es eso. La felicidad no tiene temblores
ni arquea días. Es eso. Fíjate
qué cotidiano. Qué leve delicadeza
casi a solas.

(1994)




Concha García 
(La Rambla, Córdoba, España, 1956)
POETA/TRADUCTORA
su BLOG

7 comentarios:

vera eikon dijo...

Delicado....Creo que aquel que encuentra la felicidad a solas, la puede encontrar en todas partes.
Beso, Emma

emmagunst dijo...

Te acordás cuando Curiyú escribió un poema sobre el dolor en su lado izquierdo?...no sé, me lo recordó.

Creo en el aprendizaje solitario de la vida, sin embargo, como siempre digo, desde que ví Into the wild, "la verdadera felicidad es compartida".

Carmela dijo...

Yo pienso como Emma, podemos estar bien solas, pero es más pleno sentir la vida en compañía.
Besos

vera eikon dijo...

Uf! Por mucho que me devano los sesos, no me acuerdo de ese poema en el nido....Ilumíname Emma!!!
A ver, entiendo que la felicidad en compañía es más plena. Porque la felicidad necesita expandirse, derramarse en el mundo...Y qué mejor que otro cuerpo, otro espíritu, el cuenco amado que la recoja....Pero entiendo también que la felicidad deviene cuando uno alcanza cierto estado mental que nos sobreviene en soledad. Porque los estados mentales que alcanzamos a través del otro, en cierto modo, no son legítimos...en el sentido de que, sí, el otro nos puede proporcionar felicidad, momentos felices, pero es nuestro espíritu el que requiere la apertura. Sino cuando el otro desaparece de nuestras vidas volvemos a cerrarnos. Primero hay que abrirse, lo mismo que uno debe aprender a hacer el amor maturbándose, para poder disfrutar más plenamente del sexo (sobre todo las mujeres...)
Bueno, un biquiño de Verónica Coelho (Por dios!!!NOOO)

Curiyú dijo...

Profundo es el silencio que fluye de este poema, profundo.

Pilar dijo...

Precioso...
La imágen me ha impactado...

EMMAGUNST dijo...

Gracias Pilar, un gusto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...