La mujer escribe y eso es lo que importa










6 de julio de 2011

Ana Nuño, La poesía

 "Huella ecológica", fotografía de Gaby Herbstein. Ilustración de Pablo Bernasconi



Como a Marianne Moore, también a mí
me disgusta. Algo incivil hay en la idea
de forzar las palabras a decir
lo que, pudor o pereza, por dentro
llevan. Tomarse uno tan en serio
no es bueno, además, para la salud.

Como sabían curarse en salud,
los griegos se fabricaron la mí
mesis: el único negocio serio
es la realidad. Esta sabia idea
les permitió asaltarla desde dentro,
forzar y saquearla (es un decir).

Un caballo de madera, es decir,
un vientre hueco lleno de salud
ables mercenarios: entre el adentro
y el afuera, el amplio horizonte y mi
agazapada persona, la idea
de un ataque por sorpresa es, en serio,

genial. Así al menos se salva el serio
escollo de la arrogancia. Decir,
además, es decirse, y una idea,
la forma más antigua de salud
o sin tanta redundancia. De mí
se verá la sombra que doy afuera,

como un ombú, un bambú, lo que hacia afuera
tiende naturalmente, pero, en serio,
no me pidan que les presente mi
pereza torpe, enroscada, y qué decir
de mi incómodo elefante. La salud
de un poema está en omitir ideas

tanto como en expulsar de la idea
la excesiva interioridad. Afuera,
en la noche troyana, la salud
es lo que cuenta. Lo de antes, el serio
dudar de todo, el temor, el decir
se que nada vale el esfuerzo… mi

pereza cede ante la saludable idea:
decir el caballo que allá afuera
galopa serio y triste en mi cabeza.




Ana Nuño (Caracas, Venezuela, 1957)
de Sextinario, Fundación Esta Tierra de Gracia, Caracas, 1999
(Para saber a qué se refiere Ana Nuño al nombrarla a Marianne Moore, clickear en el nombre)

9 comentarios:

Curiyú dijo...

Monumental!
Ni deben tomarse las cosas tan en serio, y debe expulsarse del poema/idea la "excesiva interioridad".
Silencia. All is a game!

Sentimentiras dijo...

No conocía a esta poeta, Emma, y me ha gustado mucho este poema así que me voy a poner a buscar más!

Me encanta el verso de "el único negocio serio es la realidad".
A ver quién es el listo que desmiente eso!


Besos.

Maia Blank dijo...

Hago la reverencia, me partió, me emocionó, me sucumbió cuerpo y alma (sentí la maravillosa sensación de la sorpresa ir haciendóse cuerpo mientras lo iba leyendo)
Justo antes de entrar al blog me dije que hoy ando necesitando algo que me parta al medio, dije para mis adentros: "Flaca, dame algo que me sorprenda de verdad, algo nuevo, distinto, fuerte y sincero; algo cercano a la vida" y hete aquí esta IMPECABLE proeza. Me mató, me da envidia (de la insana), me lo quedo.

Maia Blank dijo...

¿qué me pasa con los tildes? haciendóse?????? ja, no me voy a tomar tan en serio ¿no? no ahora, no da.

Juan C. dijo...

Amén a lo que he leido. Maravilla. La Szymborska tiene una heredera.
Muchísimas gracias por esto.

Abrazos.
Juan C.

Darío dijo...

Preciosa alucinación Girondiana...Ombú, bambú y Belcebú...

emmagunst dijo...

Si pudiera encontrar a Ana para que vea estos comentarios...!

un tordo dijo...

Gracias por Martha y por Nuño!, mis predilectas del patio,
un abrazo.
e.

emmagunst dijo...

Hola Eleonora! estos días estuve zambullida en la poesía venezolana, como hace unos meses atrás, y me volvieron a atrapar! Son todas MUY buenas!!! Un gusto enorme que andes por acá y dejes huella. BESO

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...