La mujer escribe y eso es lo que importa










19 de julio de 2011

Gwendolyn Bennett, Odio


Fotografía de Egor Shapovalov



ODIO

Te odiaré
como un dardo de acero cantarín
que rasga el aire tranquilo
del manto de la noche.
O con gesto solemne,
igual que los sobrios pinos
que se yerguen
hacia el cielo.
Odiarte será un juego
para solaz de manos frías
y ágiles dedos.
Tu corazón anhelará
el solitario esplendor
del pino;
mientras las llamas ardientes
de mis ojos
te herirán como raudas flechas.
El recuerdo posará sus manos
sobre tu pecho,
y comprenderás entonces
mi odio.


HATRED

I shall hate you
Like a dart of singing steel
Shot through still air
At even-tide,
Or solemnly
As pines are sober
When they stand etched
Against the sky.
Hating you shall be a game
Played with cool hands
And slim fingers.
Your heart will yearn
For the lonely splendor
Of the pine tree
While rekindled fires
In my eyes
Shall wound you like swift arrows.
Memory will lay its hands
Upon your breast
And you will understand
My hatred.



Gwendolyn Bennett 
(Gidding, Texas, EE.UU., 1902-1981)

en Voices from the Harlem Renaissance,
Editado por Nathan Irvin Huggins, Oxdord University Press
en WIKIPEDIA

17 comentarios:

vera eikon dijo...

Siempre se me ha dado tan mal el odio...Aunque el poema me gusta mucho. Bico, queridiña

Aka dijo...

Se percibe agresividad en sus letras. La cara oculta del amor, nunca he entendido que se pueda pasar de una cosa a otra.
besos

emmagunst dijo...

hace un par de días Maia me dejó este poema para que vea, y discutíamos si era amor u odio. Ya no sé qué es para mí un sentimiento como el expresado en éste poema, miren:

Título: Ausencia de ti nº 15

"Que se te muera el perro.
Que te deje de hablar la peña
y que tu hermana
vuelva a la secta.
Que te despidan.
Que te escriban puta en el coche,
que tu madre se haga ludópata,
que te fallen los frenos y la píldora,
que tengas resaca siempre
y que no me olvides nunca."

Pepe Ramos

Mujer vampiro (vampiresa no, no confundir que no es lo mismo) dijo...

Amo estos poemas que hablan sobre el odio. Y odio muchos poemas que hablan de amor (es como darle la mano a una persona que tiene miedo de tocarte, una mano fofa e insulsa). Yo en la escritura quiero saaanggreeeee.
Firma: mujer vampiro (vampiresa no, no confundir que no es lo mismo).

Maia Blank dijo...

Todo bien.

vera eikon dijo...

Odio, Emma. La última es la peor de todas las maldiciones. La vuelta de tuerca de la venganza.....

Maia Blank dijo...

Lo único que no podría desearle nunca a nadie de todo lo que dice el poema que le mandé a Emma, es que se le muera el perro. Los animales son sagrados. Debo haber sido perra en alguna reencarnación. Chicas, el odio luego del amor dura lo que el amor: un instante.
Bueno, y me voy antes de que me echen. Besos,

axis dijo...

A mí también no me dá el odio, ni los resentimientos, será mi luna en libra? jaja

Me puede a veces resultar divertido leer ciertos poemas, como el de Girondo:

Que los ruidos te perforen los dientes, como una lima de dentista, y la memoria se te llene de herrumbre, de olores descompuestos y de palabras rotas.

Que te crezca, en cada uno de los poros, una pata de araña; que sólo puedas alimentarte de barajas usadas y que el sueño te reduzca, como una aplanadora, al espesor de tu retrato.

Que al salir a la calle, hasta los faroles te corran a patadas; que un fanatismo irresistible te obligue a prosternarte ante los tachos de basura y que todos los habitantes de la ciudad te confundan con un meadero.

Que cuando quieras decir: “Mi amor”, digas: “Pescado frito”; que tus manos intenten estrangularte a cada rato, y que en vez de tirar el cigarrillo, seas tú el que te arrojes en las salivaderas.

Que tu mujer te engañe hasta con los buzones; que al acostarse junto a ti, se metamorfosee en sanguijuela, y que después de parir un cuervo, alumbre una llave inglesa.

Que tu familia se divierta en deformarte el esqueleto, para que los espejos, al mirarte, se suiciden de repugnancia; que tu único entretenimiento consista en instalarte en la sala de espera de los dentistas, disfrazado de cocodrilo, y que te enamores, tan locamente, de una caja de hierro, que no puedas dejar, ni un solo instante, de lamerle la cerradura.

Besazo Emma.

vera eikon dijo...

No deja de ser encantador Axis...A pesar de que yo debo tener también la luna en libra. Bico

El Joven llamado Cuervo dijo...

Creo que es la cosa más bella que ha parido el odio alguna vez. Me parece imposible. Quizá, sólo sea amor y un funesto deseo de odiar.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Creo que mejor es...que haya parido...

Aka dijo...

El poema de " Ausencia de ti nº 15" es terrible!! Sin duda alguna yo lo interpreto como odio. Concuerdo con Maia y Vera, la primera y la última líneas son las peores. Entiendo hasta cierta medida el odio, o la rabia momentánea que se puede sentir por una persona y que nos facilita el distanciarnos (aunque artificiosamente) del otro... pero se corre el riesgo de que el odio se transforme en rencor, y ese ya no es espontáneo ni temporal. Eso debe corroer mucho más que cualquier amor desafortunado.
mi luna se encalló en Libra.

emmagunst dijo...

y yo que creí que había leído mis 3 libros de Girondo! cómo no conocía este poema? Se agradece infinitamente Axis.

Si alguien me envía el poema "Ausencia de tí nº15"...como estoy y soy últimamente...no me ve nunca más. Huyo.

axis dijo...

Querida Emma está en Espantapájaros :)

Beso!

pd: Bicos Vera & Maia!

Aka dijo...

Emma, yo también saldría corriendo. Así escrito al aire puede verse como algo artístico un mero ejercicio, pero entregado en mano eso... suena a amenaza de psicópata!

Carmela dijo...

La fotografía de Shapovalov es impresionante, me encanta.
El poema de G. Bennett, no me suena a odio verdadero, me parece más bien palabras que salen desde el dolor de un gran desamor, algo que ansia alcanzar para no sentir tanto dolor, y creo que lo resume al final del poema:El recuerdo posará sus manos
sobre tu pecho,
y comprenderás entonces
mi odio."

El poema Ausencia de ti nº 15 me parece terrorífico y destila verdadero odio. No quiero leerlo de nuevo para opinar más de él.

Un beso

Maia dijo...

Como lo publicaste en FB lo he vuelto a leer y sigo creyendo que sólo un gran amor puede provocar tanto pseudo-odio (ojalá alguien me haya odiado así alguna vez). No me la creo, a otra con ese cuento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...