La mujer escribe y eso es lo que importa










5 de julio de 2011

Miriam Reyes, II


Fotografía de Christian Kettiger




El cuerpo es mi materia, lo que soy. Un cúmulo de átomos, una estrella:            “sólo un interludio temporal entre
las difusas nubes de gas de las que nacen y los objetos totalmente colapsados –las singularidades– en que
van a morir.”

La singularidad. El punto de contacto entre lo natural y lo
sobrenatural.

“Cada cuerpo tiene en sí mismo sus propios medios de
autodestrucción.”
Pero “cada objeto que existe debe poseer los medios para
impedir su propio colapso.”

Mi cuerpo está de sobra regenerado y vibrante
mi sexo rezuma por toda la casa, hinchado y feliz.

Pero esta cabeza no se concentra en la felicidad
no la asimila
en ella no puedes penetrar ni protegerme. (…)

Todo cuerpo es grave, conoce la atracción inevitable de la
materia hacia la materia, de un cuerpo hacia otro cuerpo y
de un cuerpo hacia sí mismo.

Todo cuerpo es leve, se separa de otros cuerpos y de sí
mismo, borra la memoria. Se desvanece.

“Cuando un cuerpo está sometido a una gravedad tan
grande que no puede soportar su propio peso, sobreviene
la catástrofe y el cuerpo se colapsa.”

Es en el eje temporal donde se ven las fluctuaciones entre
gravedad y levedad. Situados en un punto fijo, sólo se verá
la una o la otra. Todo cuerpo, aun en contra de su voluntad, está en movimiento. El tiempo es distancia insalvable.

“La íntima conexión entre la gravedad y la naturaleza del
espacio y del tiempo es la que hace que el aplastante
colapso gravitatorio suponga mucho más que una crisis  de
la materia: supone una crisis en la estructura misma de la
existencia.”




Miriam Reyes (Orense, España, 1974)
en Yo, interior, cuerpo, Antología poética de Miriam Reyes,
Editado por el II Festival Internacional de Poesía de Córdoba (Argentina, 2013)
Compilación de Miriam Tessore / Prólogo de Mariel Manrique

8 comentarios:

vera eikon dijo...

Este poema es grandioso. Versos como estes "La singularidad. El punto de contacto entre lo natural y lo
sobrenatural", hacen que se me caiga la piel. El anterior me hizo pensar en cuan equivocados estamos, por el predominio que se da a la imagen sobre el cuerpo (se dice cultiva el cuerpo, cuando en realidad se quiere decir cultiva la imagen)No sé por qué pero me hizo pensar en cuerpo e imagen como en algo escindido. Y este es más de la relación de un cuerpo con respecto a otro cuerpo. Cuerpo animal, sensual, sexual. "mi sexo rezuma por toda la casa, hinchado y feliz" sólo una mujer sabe lo que es eso. La gravedad entre dos cuerpos. Y sí, definitivamente yo he entrado en colapso.
Besos

Antonio dijo...

El superhombre es el hombre de más larga memoria. Un texto real, oscuro y claro, apegado.

Maia Blank dijo...

Creo que ya me conocés lo suficiente como para saber lo que pienso de este poema.
Besos, flaca

Maia Blank dijo...

y que no se te ocurra jamás en la vida dejarme un comentario tan idiota como el que te acabo de dejar!! (igual creo que ya a esta algura vos sabés lo que siento por esto que acabo de leer)

Ana Muela Sopeña dijo...

Muy buen poema. Una reflexión interesante...

Y la manera de exponerlo todo es asombrosa.

Un abrazo, Emma
Ana

axis dijo...

El cuerpo que conoce de autodestrucción, de placer, de soltura y de locura, de cercanía y de distancia.

Me encantó el poema :)
beso.

Mixha Zizek dijo...

Este poema es bellísimo, me gusta como toma el elementod el cuerpo esta poeta, excelente besos

Helen Ford dijo...

Increíble. Ha puesto en palabras lo que llevo pensando y creyendo a pies juntillas desde hace años.
Magistral.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...