La mujer escribe y eso es lo que importa










23 de julio de 2011

Teresa Irazaba, Mi madre en la cocina


Ilustración de Matheus Lopes, "You can`t take me with you"





Mi madre en la cocina
sólo mira
como caen lentamente
las gotas de la leche caliente
y para sobrevivir
enfría su propia soledad

En su fragilidad
soñó con ser moderna
y sin protestar
se mordió los labios

En mi casa lo único
que tenía permitido hacer ruido
era la licuadora

Mi perro para esconder sus ladridos
se fugó

Y yo giré
prendida de mi triciclo
una vez
y otra
otra vez
sin lograr escapar




Teresa Irazaba 
(Ciudad de México, México, 1968)
de la Antología literaria Musa de Musas
Poesía de Mujeres desde la Ciudad de México, 
Editorial Literal, colección Víbora de la Mar, CONACULTA, 
Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal 
la Asociación de Escritores de México, D. F./ 2008
para leer más en: LUNAZUL


3 comentarios:

Aka dijo...

Que tristeza de poema, me impactó especialmente lo de "para sobrevivir enfría su propia soledad". Escapar a lo que somos, fuimos o lo que vivimos es imposible..., si fuese tan fácil como fugarse.
beso

José Antonio Fernández dijo...

Sde respira en esa familia un halo de sumisión importante. Los giros del triciclo intentando la fuga son sobrecogedores.
Me encantó y la foto es perfecta.
Un abrazo.

emmagunst dijo...

es tan poderosa la impronta familiar...todos amados, todos heridos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...