La mujer escribe y eso es lo que importa










3 de julio de 2011

Wislawa Szymborska, Perspectiva


Fotografía de Anka Zhuravleva



PERSPECTIVA

Se cruzaron como dos desconocidos,
sin gestos ni palabras,
ella de camino a la tienda
él de camino hacia el coche.

Quizá entre la consternación,
o el desconcierto,
o la inadvertencia,
de que por un breve instante
se amaron para siempre.

No hay sin embargo garantía
de que fueran ellos.
Quizá de lejos sí,
pero de cerca en absoluto.

Los vi desde la ventana,
y quien mira desde arriba
se equivoca con mayor facilidad.

Ella desapareció tras una puerta de cristal,
él subió al coche
y arrancó rápidamente.
Así que no pasó nada
ni siquiera si pasó.

Y yo sólo por un momento
segura de lo que vi,
intento ahora en un poema casual
convenceros a Vosotros, Lectores,
de que aquello fue triste.



Wislawa Szymborska (Kornik, Polonia, 1923-2012)
del libro Dos puntos,  Ediciones Igitur
traducción del polaco de Abel Murcia Soriano
para leer MÁS

8 comentarios:

cronopia dijo...

y seguramente fue triste, muy triste...
como el domingo y su frío
abrazo muchacha, y gracias

Curiyú dijo...

Ja! El final es hermoso, aunque un domingo por la tarde, claro, te tira abajo todas las estanterías del amorrrrrrrrrrrrrrrrrr...

emmagunst dijo...

domingo, 2º, replanteos... amoor??? qué será eso?

vera eikon dijo...

"Por un instante se amaron para siempre" A pesar de la paradoja que puede encerrar la frase, creo que es así. Bellísimo poema. Me encantaría que esos instantes de amor para siempre fuesen como unos versos a los que uno siempre puede regresar. Lamentablemente no es así. Beso, Emma

Laiseca Estévez dijo...

No hay sin embargo garantía
de que fueran ellos...
Sin duda un silencio encerrado entre cristales, Wislawa es lo mejor, para terminar un domingo desangrado...
besos emma.

:Isza: dijo...

No hay poema feo de Wislawa...

Precioso...

Beso grandoteee!!

axis dijo...

Y quizá por unos segundos alguien quiso creer en algo, por unos segundos imaginó una ocasión, un encuentro inesperado, una loca idea...

Y ya me creo yo que fue triste!

Besos Emma.

Arnau Martorell dijo...

Siempre me descubres algo nuevo, ahora la fotógrafa Anka Zhuravleva,
gracias Emma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...