La mujer escribe y eso es lo que importa










31 de agosto de 2011

Ana María Rodas, 2 poemas 2


Fotografía de Yulia Gorodinski



Domingo 12 de septiembre, 1937
a las dos de la mañana: nací.
De ahí mis hábitos nocturnos
y el amor a los fines de semana.
Me clasificaron: nena? rosadito.
Boté el rosa hace mucho tiempo
y escogí el color que más me gusta,
que son todos.
Me acompañan tres hijas y dos perros:
lo que me queda de dos matrimonios.
Estudié porque no había remedio
afortunadamente lo he olvidado casi todo.
Tengo hígado, estómago, dos ovarios,
una matriz, corazón y cerebro, más accesorios
Todo funciona en orden, por lo tanto,
río, grito, insulto, lloro y hago el amor.

Y después lo cuento.



Fotografía de Christian Kettiger




Lloramos cuando nos dio la gana.
Tú me hiciste
los retratos
más absurdos.
Yo te he escrito versos malos
Plagados de verdadero sentimiento.
Hasta ayer podía recordar los aportes que hicimos
a nuestra felicidad
a nuestro infierno.
Mañana, como el amor es magia
no voy a saber cuáles eran tus cosas
cuáles las mías.




Ana María Rodas (Guatemala, 1937)
de Poemas de la izquierda erótica, 1973
para leer MÁSsu BLOG


12 comentarios:

Meritxell Blasi dijo...

"Estudié porque no había remedio
afortunadamente lo he olvidado casi todo."

qué grande. me encantó. gracias...

vera eikon dijo...

Esta ha de ser una mujer encantadora. Son deliciosos estos dos poemas, sobre todo el segundo. Y bueno, ayer me regalaron unos zapatos rojos, y tu foto me ha dado una idea...Bicos

Blue dijo...

Me gustaron los dos...y el retrato absurdo también.
Besos.

Aka dijo...

Me han hecho sonreír ambos, que sencillos y alegres a su manera.

besos

Maia Blank dijo...

No me llegan. Debo estar demasiado lejos. Besos.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Bueno, lleva algunas cruces, pero al menos hace el amor. Y algo es algo.

Mrs. Monochrome dijo...

Ayer estuve en el blog de Found in the Attic y justo me llamó la atención esa foto (la primera) que pusiste, por encima de todas las demás. Me alegra coincidir contigo, Emma.

Me gusta sobre todo el segundo poema. Siempre, en el mañana, aparecen todas las cosas enmarañadas, en madeja. Difícil saber entonces qué es lo tuyo, de quién era ese recuerdo, ese libro, ese lápiz, ese amor...


Un beso

:Isza: dijo...

Me encanto Emma!!!!no conocia a esta escritoria; tan sencillo y sin vueltas...

Besotes!

Carmela dijo...

Me gusta su manera directa y contundente.
Besos

EMMAGUNST dijo...

Mrs. Monochrome! Qué bueno verlo por acá!!! ;)


Meritxell...esa frase, justamente esa frase me dejó dudando...


No quiero saber las consecuencias provocadas por el uso de tacones rojos sobre una cama tan amplia...Ay Vera! no me eches la culpa luego eh!!!


Blue, las poetas centroamericanas son picaronas, no? tienen un sentido del humor muy particular. Hasta las desgracias las cuentan graciosamente. Un beso.


Aka, exacto. Hacen sonreir!!!


Maia...voy por tu poema, ya vas a ver!

;)


Joven! Claro!!! al menos hace el amorrrrrrrrr!!!


Isza!!! ahí voy para allá!


Carmela, así debería ser siempre. Un abrazo

ángel dijo...

Gracias por dscubirme a esta poeta.
Saludos...

Leo Mercado dijo...

Ambos textos tienen esa sensación de estar parado en medio de un auditorio multitudinario, donde los concurrentes esperan que uno desarrolle interesantes teorías sobre los procesos metabólicos y las transformaciones interiores de un cuerpo muerto hace 600 años, y congelado en la cumbre de un volcán de casi 7.000 metros de altura; y uno sale del estrado y se descubre en pantuflas, camisa, corbata y calzones. Y no le importa nada. Y comienza a relatar lpo que se le da la gana, mientras la multitud, boquiabierta, consulta su programa con miedo a haberse confundido de anfiteatro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...