La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de agosto de 2011

Cecilia Vicuña, Palabra e hilo

Fotografía de Claudia Fessler




PALABRA E HILO

La palabra es un hilo y el hilo es lenguaje.
Cuerpo no Lineal.
Una línea asociándose a otras líneas.
Una palabra al ser escrita juega a ser lineal,
Pero palabra e hilo existen en otro plano dimensional.
Formas vibratorias en el espacio y el tiempo.
Actos de unión y separación.
La palabra es silencio y sonido.
E hilo. Lleno y vacío.

La tejedora ve su fibra como la poeta su palabra.
El hilo siente la mano, como la palabra la lengua.
Estructuras de sentido en el doble sentido
De sentir y significar,
La palabra y el hilo sienten nuestro pasar.
La palabra es el hilo conductor, o el hilo conduce la palabra?
Ambas conducen al centro de la memoria, a una forma de unir
Y conectar.
Una palabra está preñada de otras palabras y el hilo contiene
Otros hilos en su interior.
Metáforas en tensión, la palabra y el hilo llevan al más allá
Del hilar y el hablar, a lo que nos une, la fibra inmortal.

Hablar es hilar y el hilo teje al mundo.

En el Ande, la lengua misma, quechua es una soga de paja
Torcida,
Dos personas haciendo el amor, varias fibras unidas.
Tejer diseños es pallay, levantar las fibras, recogerlas.
Leer en latín es legere, recoger.
La tejedora está leyendo y escribiendo a la vez, un texto
Que la comunidad sabe leer.
Un textil antiguo es un alfabeto de nudos, colores y direcciones
Que ya no podemos leer.
Hoy los tejidos no sólo representan, sino que ellos mismos son
Uno de los seres de la cosmogonía andina.
Ponchos, hijillas, aksus, chuspas y chumpis son seres
Que sienten
Y cada ser que siente camina envuelto en signos.

El cuerpo dado enteramente a la función de significar.
El tejido está en el estado de ser un tejido: awaska.
Y una misma palabra, acnanacuna designa a los vestidos,
El lenguaje
Y los instrumentos para sacrificar (significar diría yo).
El encuentro del dedo y el hilo es el diálogo y la torsión.

La energía del movimiento tiene nombre y dirección:
Lluq’i, a la izquierda, paña, a la derecha.
Una dirección es un sentido y la forma de la torsión transmite
Conocimiento e información.
Los dos últimos movimientos de una fibra
Deben estar en oposición:
Una fibra se compone de dos hilos lluq’i y paña.
Una palabra es raíz y sufijo: dos sentidos antitéticos en uno solo.
La palabra y el hilo se comportan como procesos del cosmos.

El proceso es un lenguaje y un diseño textil
Es un proceso representándose a sí mismo.
Un eje de reflexión
Los atributos serpentinos
Son imágenes de la estructura textil,
Las trenzas se hacen serpientes
Y el cruce de la luz y la oscuridad se hacer un diamante:
Una estrella.

La técnica sprang es una acción reciproca en la que el
Entreverado de los
Elementos adyacentes y de los dedos se duplica arriba
Y abajo del área de trabajo.

Es decir, los dedos entrando en el
Textil producen en las fibras una imagen espejo de su
Movimiento,
Una simetría que reitera el concepto de complementariedad
Que permea el pensamiento andino.
El hilo está muerto cuando está suelto, pero está animado en el
Telar:
La tensión le da un corazón

Soncco es corazón y entraña,
Estomago y conciencia, memoria,
Juicio y razón, el corazón de la madera,
El tejido central de un tallo.

La palabra y el hilo son el corazón de la comunidad.
El adivino se acuesta sobre un tejido de wik’uña para soñar.






Cecilia Vicuña (Santiago, Chile,  1948) 
Reside en Nueva York
Palabra e Hilo/ Word & Thread, 1996






(este libro debo conseguir)

10 comentarios:

Maia Blank dijo...

Me acaban de dar ganas de tejer. Me encanta, me tocó fibras de muy diversos colores.

Mixha Zizek dijo...

Conozco la poesía de Cecilia Vicuña, la primera vez la escuché en una presentación tipo performance donde trataba de representar sus poemas, muy interesante,

besos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Puntada y puntada y Ulises nunca llega. El tejido es infinito.

Blue dijo...

Palabras bien tejidas.
;-)
Besos.

una chica de ojos marrones dijo...

"Hablar es hilar y el hilo teje al mundo."

me encanta...
no la conocía... gracias por descubrirmela...

Marga dijo...

Yo siempre ando a cuestas con la madeja, sobre todo con sus enredos y nudos, asi que esto hilandera me gusta...

Leo Mercado dijo...

Es curioso: hace semanas que postergo la limpieza de una lliclla inca, que tengo a -12º, en el laboratorio del laburo (quizá porque no quiero morirme de frío).
Sospecho que este poema ha de ser un mensaje al respecto, jajajajajaja.
No podré sin embargo, ahora, hacerlo sin intentar dilucidar metáforas de tensión, tramas reproduciendo a otras tramas, hilos haciendo el mundo en el que un hombre, personifica el paso del tiempo en ausencias improntadas, en sutilezas y dulzuras, en amores (acaso) que no están.

vera eikon dijo...

Entonces hilemos un tejido con nuestras lenguas y vivamos bajo él. Al oído cantará con el frufru de nuestros besos. Al tacto será la vaporosa seda de los suspiros. En la intemperie, la calidez lanosa y envolvente de los alientos. Al olfato, el frescor embriagante de las sábanas limpias, sobre nuestros cuerpos desnudos. Y a la vista, restallará con las lentejuelas del orgasmo.
Perdona, Emma, el poema es tan bueno, que me ha catalputado!!!
Bicos

EMMAGUNST dijo...

También éste poema lo tenía guardadito hace muchos meses. Había llamado mi atención y lo guardé. Pero fue recién hace un par de días en que lo logré sentir a pleno. A pesar de su extensión (no acostumbrada en este blog) me pareció el momento propicio para ustedes y para mí. Venimos charlando desde hace unos días sobre los "meollos" de la comunicación, el ser, el trascender...a través de la palabra.

Un abrazo a todos!

Monica dijo...

Gracias !!!!!!!!!!!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...