La mujer escribe y eso es lo que importa










10 de agosto de 2011

Laura Ruíz Montes, La sombra de los otros


Ilustración de Ilse De Wit





Yo he estado sola en el fondo de mi casa
y he sentido tras de mí una sombra cálida.
He tenido miedo de volverme y no hallar nada.
La sombra, lo sé, ha intentado acariciarme el cabello,
           suave,
levemente para que no lo note,
para que no sepa cuánto me cuida.
La sombra quisiera acariciarme despacio,
teme que me eche a llorar
porque sé que no merezco la recompensa.
La sombra, lo sé, es quien me dicta,
me examina y me indica en las esquinas
a dónde mirar para no morir atropellada.
Todo lo someto a su juicio
y nadie lo sabe,
creen que no consulto jamás,
que no pido ayuda,
que no me equivoco
Yo he estado sola en el fondo de mi casa
y he sentido tras de mí una sombra cálida.
Sólo yo sé cuántas veces no la merezco,
yo he estado sola y he sentido una sombra cálida.
Yo he sentido miedo de volverme y no hallar nada.




Laura Ruíz Montes (Matanzas, Cuba, 1966)
de La sombra de los otros, Editorial Letras Cubanas
Colección Pinos Nuevos, 1994
para leer MÁS

15 comentarios:

:Isza: dijo...

Me dan miedo las sombras, las presencias...prefiero que no me acarice ni nada, jeje!

Igualmente precioso poema

BesOte!! =D

Raul Rentero dijo...

completamente de acuerdo con Izsa, da un poco de miedo sentir que alguien te acaricia y no ver a nadie...
pero por otro lado, el poema es maravilloso y las imágenes en perfecta conjunción con las palabras. Enhorabuena
un soplo desde el maestrazgomagico.blogspot.com
RAUL

C C RIDER dijo...

Yo también siento miedo de perder mi sombra, no me acostumbraría a vivir sin luces. Esa sombra que incluso nos sigue en la boca del lobo, en la velocidad del miedo... Creo a veces que la sombra, la propia, evita que nos lancemos a sitios indebidos. Ya sean en el fondo de nuestras casas. Un saludo muy fuerte Emma.

Carmela dijo...

Sin embargo es reconforante sentirte acompañada en la soledad, saber que alguien se interesa y te acompaña, no?
Besos

C C RIDER dijo...

Eso también me gustaría ver, si esa sombra del poema, se refiere a la propia, o a la de un ausente.

vera eikon dijo...

Es bello el poema, todo él se desliza como esa sombra, y te acaricia, con una mano de aire, y amiga. Tampoco sé si es importante saber a quién pertenece esa sombra, si una presiente que está cargada de intenciones benignas. Mejor imaginar que es la sombra de alguien que nos quiere bien, pero no ponerle nombre.... Besos

Aka dijo...

Me ha resultado un poema muy felino, elegante y sigiloso, la de esa sombra que presentimos que se preocupa y cuida de nosotros cuando la necesitamos.
besos

EMMAGUNST dijo...

Yo interpreté la sombra como de alguien ausente Aka. Jamás me dió miedo. Y ella, la que escribe, tiene miedo de darse vuelta y que no haya nadie. Pienso que uno siempre quiere creer que alguien la sostiene, no?
A mí me pasa, yo quiero, yo creo.

Saludos a todos!!!

C C RIDER dijo...

Mientras te dejas acariciar por el poema parece que la sombra es de ella, en cambio, al acabar me pasa lo mismo que a Emma. Alguien ausente... las ausencias están con nosotros, a veces alimentándose de nosotros cual rémoras o meramente en simbiosis.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Da miedo darse vuelto y encontrarse con nada.

PÁJARO DE CHINA dijo...

estoy en la sombra, en la red que te sostiene (ahí pongo mi corazón y lo pongo, también, porque te necesita).

PÁJARO DE CHINA dijo...

P.S.: es precioso pensar que a mitad de camino, exactamente, nos encontramos, en el espacio intangible entre los cuerpos. un abrazo largo.

Mundo Aquilante dijo...

"Yo he estado sola en el fondo de mi casa
y he sentido tras de mí una sombra cálida." y ahora la extraño...

Saludos desde Mundo Aquilante

Laurel dijo...

Es lo que dijiste, uno siempre quiere creer que alguien la sostiene! Tampoco me dio miedo la sombra, yo a veces la busco pero hace tiempo que no la encuentro. A veces me hago a la tonta, estos tiempos ...

Malena dijo...

Creo que la sombra es su invento para no sentirse sola, como algunos niños se inventan amigos imaginarios.

Pero no lo digo yo; me lo dicta mi sombra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...