La mujer escribe y eso es lo que importa










18 de agosto de 2011

María Montero Zeledón, Monólogo en tercera persona (+ 2)


Fotografía de Style Marmalade




MONÓLOGO EN TERCERA PERSONA

No cambiaría tu recuerdo
por tu presencia.

Pídele al otro que vuelva:
al desconocido
que arde para siempre bajo el sol de La
Habana.
Pídele que baile desnudo como un tonto
que persiga rabioso tu alegría
que tome el autobús
y en medio de la gente
te diga que está a punto de bajarse
porque eres una puta inaguantable.
Pídele a esa isla
a la que nadie te invitó:
la cerradura inmóvil
donde solo pueden verse los amantes.
Pídele una croqueta
unos zapatos de vieja
el largo camino de la entrega
y la canción que persigue incansable
la distancia entre el Malecón y el mundo.
Pídele lo que ya has perdido.
Pídele un padre para tus hijas
el gesto único que se anticipa al deseo
y los años que se esfuman
con el cuerpo mutilado del olvido.





B O N U S  T R A C K 


Fotografía de Style Marmalade



ITINERARIO



Iba hacia España
y llegué a Cuba.

Iba hacia Jorge
y llegué a Juan.

Iba hacia las letras
y llegué al embarazo.

Iba a dormir
pero aquí estoy.

Reconozco que entre mis virtudes
nunca se destacó la puntería.



Fotografía de Style Marmalade


REGLAS DEL JUEGO


Todos coinciden en haberme amado.
Todos coinciden en haberse ido.





María Montero Zeledón 
(Burdeos, Francia, 1970) 
Vive en Costa Rica
POETA/PERIODISTA
de La mano suicida, Ediciones Perro Azul, San José de Costa Rica, 2000


13 comentarios:

Maia Blank dijo...

Ja! Yo iba a la tierra prometida y llegue a la promesa partida, iba a ser culta y terminé siendo una ignorante, iba a ganarme el pan con el sudor de mi frente y terminé comiendo otra cosa y de tanto iba que iba que me fui perdiendo en el camino.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Im-pre-sio-nan-te. Ya-

vera eikon dijo...

Tengo claro que de todas esas cosas yo le pediría el gesto único que se anticipa al deseo....Y pienso que vivir es un ejercicio en el que se precisa mala puntería. Las flechas mal dirigidas son las que suelen dar en el blanco. Besos

EMMAGUNST dijo...

Pero por suerte conozco tu intinerario Maia y el que acabás de escribir es una "creación", no es el real. I know you baby!!!

Antonio dijo...

Toda la noche las tenues ramas del árbol
alternan y susurran tu ventana luminosa.
Explícame mi vida; tú.
aunque te invoque de noche:
soy como tú, tengo pro voz
solamente mi cuerpo: no puedo
desvanecerme en el silencio.

Y en las frías mañanas,
sobre la oscura superficie de la tierra,
flotan ecos de tu voz,
blancura que procuro absorber siempre

como si hicieras una señal, después de todo
para convencerme de que tú también podrías.

Sobrevivir aquí o mostrarme
que eres la luz que yo invoqué
y la oscuridad que había delante nuestra.

EMMAGUNST dijo...

Me alegra "cuervillo", no sos un tipo que se conforma fácilmente con lo que lee. Un megabrazo.

Esta poeta, también es ecritora y tiene un libro que se llama Relatos de mujeres, que por lo que anduve leyendo por ahí todos hablan muy bien de él.

EMMAGUNST dijo...

... las flechas mal dirigidas son las que suelen dar en el blanco...

qué querés que te diga??? MAGISTRAL!!!

EMMAGUNST dijo...

Gracias Antonio =)

ángel dijo...

Gracias, Emma, por tu comentario. Sigo leyendo tu selección.

Saludos...

Blue dijo...

Me encantó el Itinerario.
La frase de la foto es un poco durilla ¿no?...pero puede ser...
Besos, Emma.

EMMAGUNST dijo...

Gracias Ángel, un abrazo

EMMAGUNST dijo...

Blue, te aseguro que "puede ser". La ausencia le da paso (deja lugar) a un nuevo orden de las cosas...y uno se aferra a ello y, muchas veces, prefiere eso a volver a sentir...pienso.

Acá decimos: cuando uno se quema con leche, ve una vaca y llora...

:(

José Antonio Fernández dijo...

El poema Itinerario me llegó.
Así es la vida. Un continuo disparar y un continuo equivocarse.
Buen fin de semana!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...