La mujer escribe y eso es lo que importa










9 de agosto de 2011

Maria Wine, Expedición de descubrimiento

Fotografía de Akos Major



EXPEDICIÓN DE DESCUBRIMIENTO

Si no tuvieras
tantísima prisa
(a tu muerte llegarás en todo caso a tiempo)
podrías darte cuenta de muchas más cosas.
Podrías por ejemplo descubrir
que la yema de tu dedo
tiene la misma forma abovedada
que un grano de uva
que su piel tiene el mismo dibujo
de pequeñas estrías acanaladas
que la piel de la uva
y que cuando aprietas la yema de un dedo sobre otra
la sensación de blanda dureza es la misma
que cuando la aprietas sobre la uva

Descubrirías
que los párpados de los ancianos
bien están toscamente arrugados como piel de higos
bien tenues y transparentes
como la película del ojo de un pájaro
Tendrías tiempo de ver
que en el esmalte brilla una sonrisa
que el cuchillo en realidad es un rayo capturado
y que la caballa ha sido asada a la parrila por la sombra

Descubrirías que
a menudo una piedra dura protege
un secreto blando
y tendrías tiempo de escuchar la melodía
que suena dentro de cada pelo
Podrías leer el mensaje de la escarcha
en el cristal de tu ventana
y asombrado descubrirías
lo difícil que es llorar
bajo un sol deslumbrante
así como que se necesita coraje para atreverse a reír
en la oscuridad nocturna

Si fueras un hombre
descubrirías
que la mujer que llevas dentro ansía
permiso para echarse a llorar
y si fueras mujer
que el hombre que llevas dentro ansía
permiso para dar cuenta
de tu malgastada debilidad
Descubrirías
que casi todo lo que les reprochas a otros
es un reproche que has evitado hacerte

Si te dieras tiempo para contemplar
la alfombra del paisaje que has tejido con tu vida
podrías descubrir muchos senderos que te has saltado
a los que nunca podrás volver
Y quizá gracias a tu descubrimiento
dejarías de saltarte el día
para alcanzar rápidamente la noche
dejarías de saltarte el invierno
para llegar rápidamente al verano
y con este conocimiento
alargarías tu vida considerablemente.

SPEDIZIONE DI SCOPERTA

Se non hai
tanta fretta
(alla tua morte giungerai comunque in tempo)
potresti renderti conto di molte più cose.
Potresti per esempio scoprire
che la punta del tuo dito
ha la stessa forma arcuata
di un acino d’uva
che la sua pelle ha lo stesso schema
di piccole scanalature rigate
della buccia dell’uva
e che quando premi la punta di un dito su un altro
la sensazione di morbida durezza è la stessa
di quando la premi sull’uva.

Scopriresti
che le palpebre degli anziani
sono grezzamente rugose come la buccia dei fichi
ma sottili e trasparenti
come la pellicola dell’occhio di un uccello
Avresti il tempo di vedere
che nello smalto brilla un sorriso
che il coltello in realtà è un raggio catturato
e che lo sgombro è stato cotto alla griglia dall’ombra

Scopriresti che
spesso una pietra dura protegge
un soffice segreto
e avresti il tempo di ascoltare la melodia
che risuona dentro ogni capello
Potresti leggere il messaggio della brina
sul vetro della tua finestra
e stupito scopriresti
quanto è difficile piangere
sotto un sole abbagliante
così come ci vuole coraggio per ridere
nel buio della notte

Se sei un uomo
scopriresti
che la donna che porti dentro sogna
di poter mettersi a piangere
e se sei una donna
che l’uomo che porti dentro sogna
di poter rendere conto
della tua fragilità sprecata 
Scopriresti
che quasi tutto quello che rimproveri agli altri
è un rimprovero che hai evitato di farti

Se ti dessi il tempo di contemplare
il tappeto del paesaggio che hai tessuto con la tua vita
potresti scoprire molti sentieri che hai saltato
ai quali non potrai tornare
E forse grazie alla tua scoperta
smetteresti di far correre il giorno
per raggiungere velocemente la notte
smetteresti di scavalcare l’inverno
per arrivare in fretta all’estate
e con questo sapere

allungheresti in modo considerevole la tua vita.

(Versión al italiano extraída de acá)




Maria Wine 
(Copenhague, Dinamarca, 1912-2002)
Desde su juventud vivió en Estocolmo, Suecia 
y escribió toda su obra en sueco
Traducción de Francisco J. Uriz
para leer MÁS

20 comentarios:

vera eikon dijo...

Vaya, parece que hoy estamos conectadas.Cuando leí la nacionalidad de la poeta, ya supe que me iba a gustar. Es inevitable... Pero-en relación al poema-no sé si es fácil detenerse, porque a veces siento que es la vida la que nos corre por encima ¿y cómo detenerla en su carrera? Me pregunto a dónde va tan desbocada. Qué caminos ha de ver con aquellos ojos ciegos. Y en ciertos momentos habremos de sentirnos como si una apisonadora nos pasara por encima....Besos
Me gusto mucho. Muchísimo!!!

:Isza: dijo...

HAYYYY Emmaaa! me ha encantando este poema... que descripciones tan exactas!
No puedo citar una frase, o dos porque son muchas las que me gustaron; por no dejar de citar una me quedo con ésta, con la cual me siento identificadisima...

"...Y quizá gracias a tu descubrimiento dejarías de saltarte el día
para alcanzar rápidamente la noche
dejarías de saltarte el invierno
para llegar rápidamente al verano
y con este conocimiento
alargarías tu vida considerablemente."

Cuanta verdad... esperamos a mañana, al proximo domingo, al verano, a que llegue el/ella, a que haga calor... etc.. esperando, siempre esperando...

Te mando un beso grandote.
Tu blog esta imponente! (lo vuelvo a decir)

Aka dijo...

De la contemplación se debería hacer un oficio. El otro día yendo a trabajar vi a un hombre sentado en una silla cara al sol en su jardín y lo imagine allí todo el día, disfrutando de la brisa, del tiempo, y pensé que curiosamente es esos momentos en los que no "hacemos nada" cuando nos sentimos más vivos. Se le ha perdido respeto al tiempo, poniéndole precio, o ensalzando la juventud que parece solo mantenerse si el tiempo se consume más rápido (que contradictorio!).
ops, me alargué con el comentario sin decir nada del poema, robándote tiempo!! No hace falta que diga que me ha gustado, muy reflexivo y escandinavo.
besos

Tuky dijo...

Me generaste curiosidad y en el link encontrè un poema tan hermoso como este
Un abrazo

El Joven llamado Cuervo dijo...

Demasiada velocidad.

el maquinista ciego dijo...

Mi asombro total y absoluto ante el hecho de que las conexiones poético-neuronales andan trabajando a toda máquina... ¿será que estamos todos hoy obsesionados con el Tiempo, o que quiso éste metérsenos dentro para que le pensemos.....?
Me encanta el poema, y muestro mi total desconcierto por llegar a él después de haber cargado hoy mi caldera con similares pensamientos......

'....Ay, la insoportable pesadez del ser. Incapaz de vivir hoy.
Sólo imaginarse mañana y mentirse ayer…………'

...creo que iré a contemplar el día, por si acaso eran estos sus deseos, no seré yo quien desobedezca a la vida......

EMMAGUNST dijo...

Viste qué lindo? ahora entiendo a los gurúes de la meditación! Yo añoro esos momentos, que irónicamente se sienten como "despertares", no me ocurren muy a menudo...yo soy una atolondrada. Hasta estando quieta vivo a mil. Y me da bronca, no sé cómo parar. Beso(sssssssss) Vera.

EMMAGUNST dijo...

Gracias Isza, yo estoy chocha con los cuadritos bajo cada entrada!!! Lo que hacen las comunicaciones internautas...mi amigo Pedro desde España me indicó cómo hacer que aparezcan porque soy media bestia yo. Cuando quieran les explico!

EMMAGUNST dijo...

Te leí desde el trabajo Aka, lo describiste con tanta claridad que era como estar viéndolo con mis propios ojos. Y sí, debería ser un oficio, deberíamos bajar un cambio.
Abrazo.

EMMAGUNST dijo...

Sí Tuky, los que están en ese link son poemas preciosos de María Wine.
Me alegro que te gusten y te agradezco el regalito de esta mañana.

EMMAGUNST dijo...

Mi Maquinista Su, cierto todo lo que decís, hoy fuimos varios de esta red que hablamos de lo mismo. Creo en lo que una amiga dice siempre, la sincronicidad existe. ABRAZO

EMMAGUNST dijo...

Joven, y si nos tomamos 5 minutos y cebás unos mates? =)

pilar mandl dijo...

¡Qué bonito! no la coocía. Me gusta. La foto también...

el maquinista ciego dijo...

Totalmente de acuerdo, existe!! (y qué linda que es....) Abrazo para ti también.

Darío dijo...

A veces, parece que este tren no tiene frenos.

Malena dijo...

Creo que vivimos apurados precisamente para no detenernos a descubrir.

EMMAGUNST dijo...

Malena, no importa en qué momento aparecen tus comentarios pero siempre tenés la palabra justa. Un beso!

Ana Muela Sopeña dijo...

Esta autora me encanta, describe todo con gran maestría.

Un abrazo, Emma.
Ana

Mixha Zizek dijo...

vi la entrada en el face... y me gusta mucho el contenido de esta entrada, un abrazo

pseudosocióloga dijo...

Gran descubrimiento, ésta autora.
Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...