La mujer escribe y eso es lo que importa










29 de septiembre de 2011

Joaquín Giannuzzi, Por alguna razón


Fotografía de Jenny Howorth, On grand street New York City, 1988



POR ALGUNA RAZÓN

Compré café, cigarrillos, fósforos.
Fumé, bebí
y fiel a mi retórica particular
puse los pies sobre la mesa.
Cincuenta años y una certeza de condenado.
Como casi todo el mundo fracasé sin hacer ruido;
bostezando al caer la noche murmuré mis decepciones,
escupí sobre mi sombra antes de ir a la cama.
Esta fue toda la respuesta que pude ofrecer a un mundo
que reclamaba de mí un estilo que posiblemente no me
correspondía.
O puede ser que se trate de otra cosa. Quizás
hubo un proyecto distinto para mí
en alguna probable lotería
y mi número no salió.
Quizá nadie resuelva un destino estrictamente privado.
Quizás la marea histórica lo resuelva por uno y por todos.
Me queda esto.
Una porción de vida que me cansó de antemano,
un poema paralizado en mitad de camino
hacia una conclusión desconocida;
un resto de café en la taza
que por alguna razón
nunca me atreví a apurar hasta el fondo.



PER CUALCHE RAGIONE

Ho comprato caffè, sigarette, fiammiferi.
Ho fumato, bevuto
e fedele alla mia particolare retorica
ho messo i piedi sul tavolo.
Cinquant’anni e una certezza da condannato
Come quasi tutti ho fallito senza fare rumore;
sbadigliando al cadere della notte ho mormorato le mie delusioni,
ho sputato sulla mia ombra prima di andare a letto.
Questa è stata tutta la risposta che ho potuto offrire a un mondo
che mi reclamava uno stile che possibilmente non mi 
corrispondeva.
O può darsi che si tratti d’altro. Forse
C’è stato un progetto diverso per me
in qualche probabile lotteria
e il mio numero non è uscito.
Forse nessuno risolve un destino strettamente privato.
Forse la marea storica lo risolva per uno e per tutti.
Mi resta questo.
Una porzione di vita che mi ha stancato già da prima,
una poesia paralizzata a metà strada
verso una conclusione sconosciuta;
un avanzo di caffè nella tazza
che per qualche ragione
mai ho avuto il coraggio di bere fino in fondo

(Traducción del CCTM)


Joaquín Giannuzzi 
(Buenos Aires, 1924 – Salta, 2004, Argentina)
de Señales de una causa personal, 1977
para leer más y DESCARGAR PDF

17 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Sustraerse al proyecto es la única manera de ser. Lo que pasa es que hay épocas en las que somos demasiado conscientes de la distancia que hay entre lo que somos y lo que el mundo había proyectado. En esos momentos nos sentimos inadaptados, inseguros, solos....Pero por lo general ese momento pasa. Y con los años es casa vez más breve. Besos

Vera Eikon dijo...

"cada vez más breve", quería decir

Blue dijo...

Quizás no haya que hacer demasiados proyectos y simplemnte andar sin esperar demasiado.
Besos.

el maquinista ciego dijo...

...el gran problema suele ser ese proyecto de grandeza que soñamos para nosotros mismos, y que acabamos por convertir en jaula de nuestras vidas, meta de nuestro destino, o incluso ‘casa del terror’ en nuestro propio parque ‘auto-temático’...cuando en realidad lo divertido es simplemente ir viendo qué sucede a cada instante, poco a poco, ver qué va pasando......que además somos tan frágiles, que en un segundo caímos y rompimos algún hueso u órgano esencial...y ya...somos tan ‘grandes’ y tan ridículos.....

...lo que no tengo tan claro es si quiero fracasar sin hacer ruido o estrepitosamente, aunque sea totalmente consciente de que, en medio del jaleo del resto del mundo, será del todo irrelevante... pero es que al triunfo lo acompañan siempre las trompetas triunfantes, y no entiendo por qué nunca se celebra un gran fracaso como el gran intento que fue en principio.........nada, una tontería, una mera cuestión de orgullo -y quizás incluso de estupidez...;))

María dijo...

El poema es hermoso y brutalmente sincero, lleno de melancolía. Los sueños propios y lo que el resto espera de uno.
Con forme van pasando los años se va instalando el cansancio y un sin número de sueños quebrados.
Pero hay que seguir buscando entre tanta oscuridad.
Un abrazo

desnudamentehumana dijo...

"como casi todo el mundo fracase sin hacer ruido"
la resignación en pura imagen, uff, qué fuerte!
parece que resulta dificil no salir frustrado si se va detras de deseos que no son propios, si no se va detrás de colmar la propia falta, no?
beso

Aka dijo...

Que difícil es ser peon de nuestra propia obra, y cuantas frustraciones conlleva ser a la vez arquitecto, diseñador y aparejador de la misma. Deberíamos escuchar menos a nuestro yo-arquitecto y contentarnos con los avances de nuestro yo-paleta. Como me dijo una vez una persona, desde la cima de la montaña no se aprecia la montaña.
beso

Nina dijo...

Me quedo resonando esta frase: "como casi todo el mundo fracase sin hacer ruido."

¡Besote gigante!

Juan Cruz López dijo...

Muy bueno.

cumClavis dijo...

Como casi todo el mundo fracasé sin hacer ruido... Uff!

Leo Mercado dijo...

Y aquí el maestro, Emma, el que nunca tuvo que morir, y que, para hacerlo, eligió esta tierra que pisan mis pies...

Juan Pardo dijo...

Hechizante blog , fotos y textos ensamblados en mágico maridaje.Un placer seguirte.T invito a seguir mi blog.Saludos poéticos.

Leonel Licea dijo...

Un inventario doloroso, de esos que no me gustaría hacer a cincuenta años, pero que levante la mano quien no ha fracasado al menos una vez.
Grandísimo poema el que nos trajiste, Emma.
Gracias nuevamente, un abrazo
Leo
PD. El tiempo me es tirano, pero te leo siempre.

PoeMa Bat Soilik dijo...

Qué bueno.
Andar y andar el camino...

Maribel dijo...

Genial, sincera enhorabuena...;)

La lectora dijo...

Es gracioso pero ya más de una vez busco en la web los poemas de alguien a quien quiero leer (esta vez fue giannuzzi) y termino cayendo en tu blog ;)
¡Saluditos y buenas noches!
;)

protervidad dijo...

Paralizar un poema, esa imagen es particularmente húmeda y entreabierta, es equivalente a salvarnos y descubrirnos así, históricos hasta el fondo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...