La mujer escribe y eso es lo que importa










9 de septiembre de 2011

Linda Gregg, Casamiento y noche de San Juan

Fotografía de Metin Demiralay (demiralaymetin@gmail.com)


CASAMIENTO Y NOCHE DE SAN JUAN

Hace ya mucho tiempo,
desde que estaba yo en nuestro oscuro cuarto
mirando a mi marido a través del patio, en el apartamento de ella.
Les observé haciendo el amor.
Desde donde estaba yo, de pie,
ella me parecía quizá más hermosa que  él.
Puedo decirlo ahora: ella era como un vaso
luminoso, o como la iluminación misma del vidrio lechoso.
Él parecía más bello en aquel lugar
de lo que le recuerdo las veces
que entró en mi cama con la luz detrás.
Han pasado diez años desde que me senté
en la ventana abierta, mis piernas al borde
y el cuchillo cerca, como una idea desechada.
Miré la noche danesa,
ese pálido, pálido cielo, donde las aves que vuelan
al amanecer, volaban esos días toda la larga noche,
negras, con la luz detrás. Estaban atrapadas
por sus instintos, incapaces de terminar su vuelo.




Linda Gregg (Suffern, Nueva York, EE.UU., 1942)
Extraído del Ensayo Poesía escrita por mujeres, de Olvido García Valdés
para leer MÁS




17 comentarios:

Maia Blank dijo...

Linda Gregg es una de esas poetas que me violan con sus versos, me dejan sangrando, tirada, débil, desprotegida. Así me gusta que me deje un poema, todo lo contrario. Me encantó, Emma.

vera eikon dijo...

Me gusta mucho ese final, esa identificación de su estado con la naturaleza. Ella sobre la ventana, y el cuchillo al lado sin acabar de definir la herida sobre su piel. Su instinto de supervivencia es la que le atrapa en ese marco, impidiéndole dar el gran salto, como si fuera la imagen aquietada en el cuadro. Lo mismo que esas aves atrapadas en su vuelo. Aunque la escena que retrata el poema es terrible, sangrante, perniciosa...

:Isza: dijo...

Va hermosa la foto con el poema.
Ahora, perdón por mi ignorancia: ella vé a su esposo engañandola con la vecina?? =/

Hay veces que no se me prenden mucho las luces, jaja! es lo primero que leo en el dia.

Besotes!

Marga dijo...

Atrapadas por sus instintos... umm, sólo ese verso bien vale un poema.

Besote, Emmagunts

El Joven llamado Cuervo dijo...

No entiendo a las mujeres. Tienen algo a lo que los hombres no pueden acceder. Si me gusta o no el poema, es cosa mia... o no?

Halcón Peregrino dijo...

Pues si, es buenísimo y devastador. Los instintos pueden llevar a esos derroteros.

Abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Explicación de comentario (por si algún povote/a no entiende);

1) Me gusta el poema, como casi todos los poemas que aparecen en esta casa, excepto los que no me gustan, y de los cuales, prefiero no decir ni mu.

2) No entiendo a las mujeres. Hay una percepció, una sensibilidad a la cual los hombres no tenemos acceso. Eso es lo que me deja el poema.

3) Un beso.

Maia Blank dijo...

¿Por qué no decir cuando un poema no nos gusta y sí cuando nos gusta? ¿Acaso significa algo que un poema no me guste? ¿Acaso nuestra opinión cambia el valor del poema en algo? ¿Acaso uno escribe para gustar? Los comentarios son una actividad placentera, una forma de unir a los amantes de la poesía. Nada más. Creo que lo importante de este blog es eso tan precioso que escribió Emma: La mujer escribe y eso se lo que importa. Y seguiría escribiendo aunque a nadie le guste y aunque todos nosotros dejemos de comentar.

El Joven llamado Cuervo dijo...

"percepción" se dice.

C C RIDER dijo...

Percepción, cuidarse del hacha.

Saludos a todos.

Carmela dijo...

Un poema que me llega dentro.
Un beso

EMMAGUNST dijo...

Estuve pensando. Llevo unos pares de años en alguna que otra red social y siempre tratando de ser recíproca porque vieron cómo es esto, un ida y vuelta. Comentar/recibir comentarios, Leer/ser leído, nos retroalimentamos. Recibir halagos sube la autoestima (la falsa autoestima). Muchas veces creí haber subido un POEMÓN y no encuentro la respuesta desde el otro lado. Otras tantas subo poemas que pasan cerca mío sin pena ni gloria (aunque han llamado mi atención de alguna manera) y les encanta! A mí me encanta estar acá, pero las opiniones no son para mí. Son para las/los poetas. Muchas veces, como dije ayer, a los silencios los interpreto como que no gustó. Y ESTÁ BIEN. Y mientras todo sea dicho con respeto, acá pueden hacerlo. Conozco a la perfección los gustos de la mayoría. Ya "percibo" la reacción de mis amigos/as.

No tienen de qué preocuparse.

Aparte (sigo pensando)cada opinión que acá hubo, cada una de ellas, me sirvió para seguir buscando y leyendo.

Nati dijo...

Uffff... fuerte. Siempre leo tus publicaciones, pero no comento todas las entradas. Pero esta en verdad no podía no comentarla... me hizo cosquillas. es inquietante la forma en que te da imágenes tan definidas. Placentero leerte... un abrazo.

Leonel Licea dijo...

Pues a mi no solo me gusta, me deja pensando en ese modo devastador, casi masoquista, de expresar complacencia y - al mismo tiempo - dolor.
Una mezcla de sensaciones que es difícil explicar.
Un abrazo, Emma.
Leo
PD. Yo te leo desde hace mucho tiempo, aunque no comente siempre, normalmente por falta de tiempo, pero me gusta la exquisitez de tus selecciones.

Antonio dijo...

Yo no comento, muchas veces, porque la belleza me deja sin palabras.

Malena dijo...

Emma:
No siempre los silencios tienen que ver con el gusto o no por las letras que subiste. Me pasa en tu blog, muchas veces, que las palabras son excelentes y yo no tengo nada que agregar. Otras que siento que retratan experiencias que me son o fueron propias, o me dispara hacia otros textos; entonces acoto.
Por supuesto, hay otras que no me gustan o que no entiendo el enfoque del autor sobre cierto tema. Pero son las menos.

mononoke dijo...

gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...