La mujer escribe y eso es lo que importa










2 de septiembre de 2011

Luisa Gómez Gascón, De lo que amé y se fue...


Fotografía de Luke Byrne


De lo que amé y se fue,
de lo que no ha de volver,
mana el dolor que me atenaza.
Lo más difícil de soportar
no es la realidad sino la ausencia.
Llevas el ruido del mar enredado entre tu pelo.




Luisa Gómez Gascón 
(Zaragoza, España, 1961-2011)
para leer MÁS 

12 comentarios:

vera eikon dijo...

El verso final es hermoso. Me hace pensar que a veces un verso es un poema. Pienso muchas veces en la ausencia, porque me parece una cosa bien extraña. Porque existen ausencias más palpables y rotundas que cualquier presencia(al menos en ciertos momentos....)
Besos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Había una canción de The Cure, yo soy (era) un chico muy ochentoso, que decía: "Decime quién no ama lo que nunca regresa?".
Yo creo que el final resume cual es la pirueta dolorosa que nos provoca la ausencia. Ese estar sin estar. El mar enredado en el pelo, una sutileza.

Aka dijo...

La ausencia puede devenir más dolorosa y real que la presencia por el ideal en el que se transforma, la ausencia se idealiza mientras que la presencia se experimenta... y entre medio quedamos nosotros, siempre entre lo real y lo imaginario.
Coincido con Vera y Joven, el final es precioso.
un beso

Maia Blank dijo...

"El ruido del mar enredado en el pelo". Eso sentía yo cuando me ponía la caracola enooorme (mi cabeza era pequeña) de mi abuela paterna al oído y me quedaba el viento bailando alrededor, el olor a sal en la boca. Ese murmullo era para mí la gloria, un suspiro de esperanza, de horizonte, de posibilidades. Ahora mi abuela no están, y esa ausencia está siempre presente y me acompaña. Nadie me quiso jamás como me quiso ella, sin palabras; porque su español era precario y yo jamás supe hablar en polaco.

Blue dijo...

Hay ausencias que siempre están presentes.
Besos.

:Isza: dijo...

"No es la realidad sino la ausencia"
Hay hay hay....

trapecista dijo...

me encantan estos poemas breves pero intensos
en el fondo tenemos madera de martires, nos gusta sufrir y amar lo imposible

Eastriver dijo...

... en el pelo, en la sombra, en la mirada... en toda parte donde se enredan los recuerdos y las querencias. Muy bonito. Me reconozco en esos versos.

Halcón peregrino dijo...

¿Por cuánto tiempo se arrastra el dolor de una ausencia? nunca se sabe. Bello.

Abrazo.

ángel dijo...

Corta y certera disección de la desolación intangible.


Saludos...

el maquinista ciego dijo...

....lo más difícil nunca es la última cena con alguien, sino la primera después de él...............

Un abrazo de vapor!

Lila Biscia dijo...

cuando la ausencia duele tanto, que quita la respiración...

el final... es tan bello que es imposible de definir.

besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...