La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de septiembre de 2011

Mónica Gameros, Es raro el amor


Fotografía de Camil Tulcan


ES RARO EL AMOR

Es raro el amor,
es un monstruo que nos aguijonea y luego nos abandona en el basurero,
a merced del idealismo, del vacío, de la adicción.

Es tan raro el amor: un fenómeno neuronal dicen los que fríos observan la vida tras el cristal;
una tragedia dicen las que mueren de amor al encontrar el camino al suicidio,
la mejor de las drogas digo yo, cuando después del beso viene la euforia
y arde mi piel.

Es raro el amor: un beso cálido, el último abrazo,
una palabra flotando en la habitación del hotel,
en el callejón solitario, en el asiento trasero del auto,
en las azoteas de esta ciudad.

Es imperfecto el amor, insólito viene de improviso: puede dejarnos en silencio,
arrancarnos un grito, un lamento, una sonrisa impertinente en medio del comedor,
en medio de un cementerio de muecas sombrías.

Es extraño y raro el amor: una bomba de adrenalina,
un impulso para seguir con la vida, incluso
una ironía que nos indica el camino a la locura.
A veces pienso en el amor como un mito,
es uno, sus tonos, sus matices, su brillo
cambian de acuerdo al monstruo que soy y al monstruo al que amo,
es uno con el que comparto los besos, es otro con los suspiros y
es diferente cuando me tragan los silencios, esos espacios de tiempo
en los que nos observamos y nos reconocemos.
Es loco el amor, puede llevarnos a las cenizas,
o transformarnos e impulsarnos
para estallar la bomba que termine con este infierno.




BONUS TRACK

NOTAS DEL REFRIGERADOR


Meter a los hijos a la lavadora/ llevar a los perros a la escuela/
mandar al marido a la tintorería para que lave sus pecados…

No, no me importa nada/
sólo estoy jugando a la casita/ porque soy mujer y no quiero
ser la mujer de ayer/ sino la de mañana/ la de siempre/
la que se hizo diosa y pisó a los insulsos mortales que lamían mis pasos/
la diosa que pernocta en vela/ al canto de las sirenas/ abrazada a la medusa/
cocinando las estrellas/ congelando al sol.





Mónica Gameros 
(México DF, México, 1971)
su BLOG

7 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Vaya, son realmente maravillosos estos poemas. Porque poemas en los que se habla de cocinar estrellas o se dice....
"Es extraño y raro el amor: una bomba de adrenalina,
un impulso para seguir con la vida, incluso
una ironía que nos indica el camino a la locura."
a la fuerza tienen que encantarme. Besos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me hiciste acordar: tengo que llevar a mi chica al señor tintorero, ella es una pecadora. Lavar mis cuatro hijos. Y darle de comer al gato.

:Isza: dijo...

El primero es GENIAL!!! muy muy bueno!


Besote!!

Halcón Peregrino dijo...

Están buenísimos ambos. La verdad que el amor es un bicho bien raro.

Saludos.

axis dijo...

Que sí! que es tan raro y tan rápidamente te envuelve en esa rareza, en ese torbellino de sensaciones, que a veces es agotador!!!

Me super gustó este poema!

Besitos.

Aka dijo...

Me gustaron mucho ambos Emma, con el segundo me sentí muy identificado, por la sensación de asentamiento que sentí una vez, que la vida se quedaba pequeña, y la necesidad de volver a ser lo de antes, o algo distinto, pero cambiar.

un beso

Maia Blank dijo...

Pensé que me encantó el primero hasta que vi el segundo. Es lo que tienen de malo las comparaciones. El amor primero habría que ver si existe, depende el día pienso que sí o que no. El deseo existe sin duda. Y la pasión. Y es esa pasión (a mi entender), obsesiva por definición, la que nos confunde y hace que metamos el teléfono en la heladera - sí, admito que me ha ocurrido más de una vez-, poner los zapatos de los chicos con la ropa sucia - también me ha ocurrido- o ir a escribir a un bar y olvidar la computadora en casa. Y todo eso porque una se niega a ser la mujer de antes. Y no admite, bajo ningún concepto, que se le congele el sol. En síntesis, y para no aburrite más: me encantaron, ambos; y me siento muy incluida en su "cosmogonía". Besos, flacush.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...