La mujer escribe y eso es lo que importa










6 de septiembre de 2011

Piedad Bonnett, 2 poemas 2 (II)


Fotografía de Old York



CUESTIÓN DE ESTADÍSTICAS

Fueron veintidós, dice la crónica.
Diecisiete varones, tres mujeres,
dos niños de miradas aleladas,
sesenta y tres disparos, cuatro credos,
tres maldiciones hondas, apagadas,
cuarenta y cuatro pies con sus zapatos,
cuarenta y cuatro manos desarmadas,
un solo miedo, un odio que crepita,
y un millar de silencios extendiendo
sus vendas sobre el alma mutilada.


A MATTER OF STATISTICS

They were twenty-two, said the report. 
Seventeen men, three women, 
two children with bewildered eyes, 
sixty-three shots, four Creeds, 
three deep, muffled curses,
forty-four feet with their shoes, 
forty-four unarmed hands, 
a single fear, a hatred that sizzles,
and a thousand silences putting on  
bandages on the mangled soul. 

(Traducción de Nicolás Suescún)


Fotografía de Old York




FILOSOFÍA DE LA CONSOLACIÓN

Leo
que la plenitud es la desaparición de la carencia
y que sólo es feliz
quien ha perdido ya toda esperanza.
Los que así escriben
no pueden entender que de la herida
que duele y hiede nazcan abejas rubias
y que su miel
sea la poca  luz que nos alumbra.
Ellos,
dueños de su circunferencia conquistada,
no saben
qué infecunda es la paz  donde no habitas.  




Piedad Bonnett 
(Amalfi, Antoquía, Colombia, 1951) 
de El hilo de los díasNorma, 1995

13 comentarios:

pilar mandl dijo...

Duros poemas... supongo que "vive en Colombia" es un apéndice "añadido... se quedan flotando en la memoria, sobre todo "cuestión de estadísticas".

Un beso

EMMAGUNST dijo...

Sí Pilar, vive en Colombia desde muy chica. Y sí, son poemas duros. No estuve muy acertada con las fotos, pero la suavizan. Igual el poema tiene vida propia!

Un abrazo Pili

Paloma Corrales dijo...

Sin embargo, yo creo que siempre aciertas, con los poemas y con las fotos. Eres sensorial y fascinante.

Beso.

EMMAGUNST dijo...

A veces "la pifio" (quiere decir que me equivoco en lunfardo). Viniendo de vos es un halago Paloma. Buen día!

vera eikon dijo...

Crudos, pero hay versos hermosísimos, como estos "no pueden entender que de la herida
que duele y hiede nazcan abejas rubias
y que su miel sea la poca luz que nos alumbra." Es curioso, el otro día soñé, con abejas, que se posaban en mis brazos, y acababan cubriéndome el cuerpo, como si nacieran de él. Qué difícil, pero de algún modo, esta poeta, le pone voz a esas miles de bocas que se silencian...No es suficiente, pero ya es algo. Besos

jojoaquin dijo...

me encantó el segundo poema. Besos

El Joven llamado Cuervo dijo...

El segundo poema es una luz que fluye de heridas.
Supongo que el primero refiere a un hecho particular. También duele.

El hombre de Alabama dijo...

Chocantes. Me gustan.

Halcón Peregrino dijo...

Impactantes, el primero eriza la piel y el alma.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Una filosofía de la consolación, me atrae esa idea. Me gustaría creer ahora también, que la fecundidad proviene de habitar nuestra desgarradura hasta volverla productiva.Pero no sé, hoy me siento tan pesimista que nada me alcanza de consuelo y siento que de la herida que hiende, a veces no nace nada, ninguna luz, ninguna llama que alumbra, ninguna creación ningún consuelo como recompensa por habitar lo que duele...
No me creerás pero esta poesía me ha partido, no sé bien cómo, pero ha venido a darme un escenario a esta opresión en el pecho y a este derrotar que siento!besos, Psyche

Maia Blank dijo...

Muy buenos, ambos.
Besosss,

Aka dijo...

Duelen ambos, y especialmente el primero pues parece hacer referencia a un caso concreto, lo cual lo hace aún si cabe más doloroso. Me gusta esta poesía que estremece.

besos

el maquinista ciego dijo...

Odio las estadísticas, son pelotones de fusilamiento…sobre todo las del horror y el miedo.

Odio a quienes se creen fértiles y sonríen vacíos en su infertilidad carente de esperanza.

Y amo con todo mi corazón, sin conocerles, a quienes se atreven a ponerle voz a este silencio de torturas, y hedores…y abejas rubias…………..benditos ellos y ellas, y su dolorida memoria, y esa otra, la terrible que guardan para nosotros, para que no olvidemos……………bendito y sagrado todo lo que, en autosacrificio, nos dejan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...