La mujer escribe y eso es lo que importa










23 de octubre de 2011

Alfonsina Clariá, 2 poemas 2


(*)


Los libros de poesía
están por todas partes.
Esperan
que algún quehacer ocupe
solamente las manos
y deje libre el corazón.








(*)




Mientras escribo,
Mateo pinta
con témpera roja
las puntas de mi pelo.

Miro el reflejo
de nuestras caras
en la pantalla.
Mi hijo me dicta
la última estrofa:
                               
                                  Tu pelo es lojo,
                                  como las flores.
                                  Escribí eso, Ma, 
                                  en tu poema.




Alfonsina Clariá (Córdoba, Argentina, 1972)
de Pájaros en la casa, Ediciones Recovecos, Córdoba, Argentina, 2011
(*) sin datos del o los autores de las fotografías

12 comentarios:

Maia Blank dijo...

El primero no me gustó pero el segundo me dejó derretida de amor. El otro día Noa me contó que en la escuela le preguntaron qué hacía yo y que ella dijo toda orgullosa: mi mamá es escritora. Luego, claro, vino y me preguntó "¿Mamá, cuándo vas a vender tu libro?" y yo le dije, "no sé, mi amor, por ahora nadie quiere comprarlo". Entonces me dijo que ella lo puede vender entre sus amigas de la escuela si yo quiero.
Sin duda que los hijos son nuestro poema mejor. ¿Me excedí? ups...

EMMAGUNST dijo...

Para nada te excediste! Me fascinan esas historias! Decile a Noa que se quede tranquila que yo compro la mitad de los libros!

(Indi me trae dibujos con frases y me pregunta si los voy a subir al blog...) pienso que algún día deberíamos juntar estas historias y darles un espacio más digno.

Te adoro Maia

Maia Blank dijo...

Me gusta tu idea y mucho. Lo que ninguna de las dos tiene, me parece, es tiempo para más blogs. Tengo cajas de dibujos en cada armario. Cuando era pequeña y veía que mi madre guardaba los dibujos yo me burlaba de ella. Ya ves...

No entendí que fue eso que escribiste al final. ¿Me lo podrías repetir? ;)
Yo también a vos.

Das Radioaktive Mädchen dijo...

Muy bonito. Gracias!

Noelia Palma dijo...

el primero no me cierra, no me gusta,
y lo otro bueno, mejor poema que eso, no sé, todavía no encontré.

:)

un abrazo Emma querida!

Leonel Licea dijo...

La ternura del segundo me puede.
Un abrazo, Emma.
Leo

Nati dijo...

Estremecedor... se me pararon los vellos al imaginara mi hija pintando la punta de mi pelo... Ella también escribe... escribió un poema maravilloso por el cual ganó primer lugar a derecho de autor para la celabración del día del libro del colegio.
Los hijos son el fiel reflejo de lo que hacen sus padres, y como yo soy mamá por dos... debo ser un doble reflejo.

El poema me llevó a ese lugar en donde estaban estas dos personitas... solo que me trasporté a mi y a Martina a ese lugar y me vi escribiendo y ella inventando un poema para mi titulado "Mi ave" imaginando colores... acariciando texturas.

Un gran abrazo desde Chile.

(me gusta mucho tu blog, simepre paso, pero no siempre comento... hay cosas que es mejor guardarlas adentro... y me pasa a menudo con los poemas que publicas... muchos me dejan sin palabras)

Leo Mercado dijo...

Sólo porque me gusta remar contra la corriente, debo decir que el 1º me encantó.
(Aunque el 2º también).

Anónimo dijo...

Gracias, por incluir mis poemas en tu blog, es muy hermoso.
El primer poema... tal vez, fuera de su contexto, pierda sentido, es cierto. Ese poema es parte de un libro, "Pájaros en la casa" que habla de los quehaceres domésticos y de las tareas maternales... habla de los hijos y de los poemas, mis pájaros interiores. Vivo en una casa chiquita, llena de libros y de niños, a veces paso por la biblioteca o por los estantes donde descansan mis libros, generalmente tengo las manos ocupadas con ropa que hay que tender o juguetes que guardar... miro los libros con nostalgia, y mi corazón vuela hacia ellos. Bueno, gracias a los que leen poesía, así, dándoles nuevo aliento a las palabras, despertándolas para que emprendan nuevos vuelos. Gracias amigos,
Un abrazo,
Alfonsina.

EMMAGUNST dijo...

Claro Alfonsina, eso pasó! Yo, que me leí el libro entero, fui la culpable...porque me encantó y lo sustraje sin pensar en ese detalle.

Gracias por pasar por acá y dejarnos tus palabras.

Yo siempre espero que las poetas dejen huella. GRACIAS

Alfonsina dijo...

Una huella sobre el aire, como la del pájaro.
Gracias por abrirme esta nueva puerta.
Una curiosidad ¿quién te regaló el libro? Ojalá que esos poemas, sencillos como aleteos, aprendan a anidar en vos.
Un gran abrazo,
Alfonsina.

luchimeroi dijo...

Que hermoso es leer el amor que profesan por sus hijos yo todavía no tengo pero estoy segura q es el amor más profundo que puede experimentar el ser humano...algo de eso siento quizás con mi sobrino Tomás...estoy más que sorprendida por las palabras de Alfonsina que si mal no recuerdo fue mi preceptora y "amiga" en un momento muy difícil q me tocó vivir durante mi adolescencia, la pérdida física de papá...Alfon aún tengo guardada la carta que me escribiste hace 15 años atrás, me alegra saber q tenés muchos niñitos porque sos una persona con mucho AMOR PARA DAR...me encantó el sitio...lo visitaré más seguido...es realmente inspirador :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...