La mujer escribe y eso es lo que importa










10 de octubre de 2011

Eugenia Puertas Holgado, 3 poemas 3


Fotografía de Claude Tenot



Hace tiempo que te llevo conmigo
aunque tú no lo sepas
ni te dé ya por pensar en mí.
Te llevo en el bolsillo chico
de la camisa azul,
y a solas te saco
te tumbo a mi lado
y te hablo bajito,
porque no es muy creíble
que alguien tan grande
quepa en mi bolsillo
no vayan a tomarme
por una loca
que habla sola.

En fin, a lo que iba,
que nos sale barata
esa forma de llevarte
a París,
a la playa,
todo sin pagar billete
tú un poco apretado
pero sin cansarte,
y yo encantada
de llevarte tan cerca.



Ni a 2.000 kilómetros
una se libera de tu nombre
cada vez más extraño,
aunque inevitablemente mío
como un muerto propio
al que se intenta olvidar
y cuyas ropas frías
irrumpen a cada paso.




El más mínimo gesto me sirve
para sentirme en el centro y la cumbre,
el más mínimo gesto me mata
arrastrándome a la miseria,
todo depende
de tus ganas de rozarme
en una tarde como esta.






Eugenia Puertas Holgado (Sevilla, España, 1974) 
de Poemas Capitales, Premio G.A. Becquer de Poesía Juvenil 1998
Huerga & Fierro Editores. Madrid, 1999

10 comentarios:

Blue dijo...

Me encanta el primero por su sencillez.
Y así es, tal cual. Se lleva uno al amor y al amado a todas partes.
Besos.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Ni a 2000, ni a 3000, ni a 1 metro.

vera eikon dijo...

Hace tiempo que me llevo alquien a todas partes, aunque el sólo cumple sus destinos. Pero bueno, apenas sé si esto importa...Besos

C C RIDER dijo...

Veo que a veces de levantas "descreida" e imagino que tras versos taN frescos y sencillos, me refiero al inicial, cambiarás de crédito porque el mundo gira, la gente odia y mata, el mundo gira, el mundo quiere y hace el amor mientras se queman las papas, el mundo gira pero no nos damos cuenta hasta que logramos ....apartar ese insidioso nombre(2.oookm) o, sentir ese "mínimo gesto" que nos hace sentirnos más libres y dibujar con nuestros pasos el destino más puro, el beso más desnudo que podamos lograr.

Leonel Licea dijo...

Muy buenos los tres, como siempre Emma, aunque yo prefiera siempre esos mínimos gestos que llenan todo.
Gracias por compartir buena poesía.
Un abrazo fuerte.
Leo

Tuky dijo...

Últimamente venís dejándome sin palabras. Como si lo que nos compartís me cayera como anillo al dedo o, como golpe al cuore.

Besos de 100% Emma Gunst adicta ;)

PD: me gustó tanto ese
"como un muerto propio
al que se intenta olvidar
y cuyas ropas frías
irrumpen a cada paso"

que tuve que citarlo obviamente, con tu permiso para asaltarte y poniendo tu blog ;)

aina dijo...

Coincido con el comentario de Blue, el primero me ha cautivado, por su sencillez.

el maquinista ciego dijo...

...qué poco me gusta y qué cierto es que este tren descarrila antes (o avanza con la fuerza de un tornado) con un mínimo gesto, un simple movimiento de palanca, que con un huracán o un terremoto...

...y de las distancias y los muertos y sus ropas frías....ya ni hablamos(tanto las que visten a las primeras como a los segundos, que a veces van todos en mortajas, incluidos los caminos...)...todavía no sé qué sistema utilizar para medir a unas y otros y, lo que es más importante, desmedir...

Me quedo con los tres....

Leo Mercado dijo...

En el último poema: Otra vez la gravedad, la atracción, el roce de cuerpos, el centro, el centro, el centro...

Carmela dijo...

Me encanta ésta mujer y su poesía, fresca, sencilla y contundente.
El último poema es para llevarlo en el bolsillo.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...