La mujer escribe y eso es lo que importa










5 de octubre de 2011

Leticia Vera, (sin título)



Ilustración de Orlagh Murphy,  volcanohno



No soy una mujer sensible,
de aquellas que conversan en voz baja,
mientras se masturban el alma.

No sé hacer
mermelada de manzana,
ni mentir con caída de párpados,
ni sé envolver con celofán azul
de palabras
a aquél hombre,
para regalármelo,
y dormir en su espalda.

No soy una mujer tranquila,
que mastica mantequilla,
con la lentitud de una larva.

Tampoco soy una mujer dulce,
que con la miel de su voz,
a su víctima atrapa.

Soy
un lago de escombros,
que escombros deja,
allá por donde pasa.

Soy
una ciudad bombardeada.





Leticia Vera 
(Toledo, España, 1982)
su BLOG


11 comentarios:

Leonel Licea dijo...

El poema, ese final, todo: Tremendo!!!
Un abrazo fuerte.
Leo

diego Trad dijo...

Excelente, perfecto, bellisimo.

VOLIANIHIL dijo...

(Joder) cómo me gusta.

Blue dijo...

Poema durillo.
;-)
Besos.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Me encanta. Los lagos con escombros son difíciles, pero dejan un buen sabor al final.

Makeda dijo...

es maravilloso...

Carmela dijo...

Hermosamente duro y bello.
Un beso

Aka dijo...

Muy gráfico lo de ser una ciudad bombardeada. Muy buen poema.

:Isza: dijo...

"Soy una ciudad bombardeada" uff...

A volver a levantar muros y construir puentes entonces!

EMMAGUNST dijo...

Si, si...a reconstruir.

Hugo Luna dijo...

sí, sí... tremendo poema

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...