La mujer escribe y eso es lo que importa










14 de noviembre de 2011

Gema Santamaría, Casa

Fotografía de Katarzyna Widmanska


CASA


Casa. Vivir en el paréntesis. Vivir en el mientras tanto.
En la cuerda extendida y horizontal.
Entre dos puntos

:

No ser la equilibrista. Ser la cuerda, la cuerda misma.
En su punto más céntrico e inestable.

Casa. ¿Cómo se habita eso?
¿Quién vive en una?
Que me muestren.
Aquí duele. ¿Dónde duele?

Aquí. En la falta de puertas y ventanas.
En el patio donde habita un zorro pero no viven las plantas.
En la sala repleta de migajas y de manchas.

¿Dónde duele?
Aquí duele.
En esta encrucijada.
En esta esquina azul debajo de las luces blancas.

Un tema busca un tema, como diría Chantal Maillard,
y al tema le falta una casa:
no sabe por dónde empezar a llorar.



Gema Santamaría (Managua, Nicaragua, 1979)
Vivió muchos años en México. Hoy en Nueva York
de Transversa, Editorial Limón Partido, México, 2009
para leer MÁS

7 comentarios:

Maia dijo...

Maravilloso. Va para mi colección. Besos.

Cartas en la noche dijo...

Cuánta orfandad de espíritu. Y qué placer enfrentarse a un poema en donde nada sobra...

Marga dijo...

Buen ritmo, buena estructura y mejor tema aunque sea desde la duda...

No sé Maillard pero yo me voy satisfecha, jeje.

Besote!

Vera Eikon dijo...

Bello....

C C rider dijo...

Como diría Maillard debajo de las palabras están los signos, encima estarán nuestras bocas todavía impuras y vagabundas. Su acentuación sería la del temblor, en su propia encucijada.

Gracias al cielo, ninguna palabra puede ser poseida, tal vez leida, tal vez.

Un abrazo Emma.

Noelia Palma dijo...

ufa, no lo puedo creer, lo dice con tal suavidad que rompe...

Halcón peregrino dijo...

Como una radiografía del dolor.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...