Emma Gunst -

La mujer escribe y eso es lo que importa
- z a p a t o s p i n t a d o s -









27 de noviembre de 2011

Kim Addonizio, Oración


Fotografía de Michał Karcz



A veces, cuando estamos acostados después del amor,
te observo y veo el futuro de tu cuerpo
acostado bajo tierra; pongo el talón
de mi mano contra tu costilla y siento cuán leves
y lejanos son los latidos de tu corazón. Descanso
mi mejilla contra tu pezón izquierdo y escucho
las oleadas de sangre, veo tu vida siendo regada,
un agua delgada que es rociada desde una olla
hacia la hierba seca. Y quiero ser apretada
en lo hondo de la cama y ser cubierta,
de la forma en que una semilla es apretada en un hueco,
y la tierra apisonada después con una pala.
Quiero ser una semilla fallida, del tipo
que no crece, que no sabe que debe hacerlo.
Quiero acostarme aquí y no moverme, tan sin vida
como un animal sacrificado, su sangre
untada sobre una puerta, quiero que la muerte me lleve
si tiene que hacerlo, que te deje a ti, quiero que pase.


Prayer

Sometimes, when we’re lying after love,
I look at you and see your body’s future
of lying beneath the earth; putting the heel
of my hand against your rib I feel how faint
and far away the heartbeat is. I rest
my cheek against your left nipple and listen
to the surge of blood, seeing your life splashed out,
filmy water hurled from a pot
onto dry grass. And I want to be pressed
deep into the bed and covered over,
the way a seed is pressed into a hole,
the dirt tramped down with a trowel.
I want to be a failed seed, the kind
that doesn’t grow, that doesn’t know it’s meant to.
I want to lie here without moving, lifeless
as an animal that’s slaughtered, its blood smeared
on a doorpost, I want death to take me if it
has to, to spare you, I want it to pass over.




Kim Addonizio (Washington DC., EE.UU., 1954) Vive en California
de Tell Me, BOA editions, Ltd. Rochester, NY, 2000
Traducción de Gustavo Adolfo Chávez
para leer MÁS

7 comentarios:

Maia dijo...

La de veces que lo pensé; cada vuelo temo sea el último.

Maia dijo...

Buen día :)

Carmela dijo...

La verdad, yo no lo pienso.

Besos

Pigmalión dijo...

Qué absoluta es la sensación.

Quiero ser una semilla fallida.

Hago mía la sensación, la vivo y la paladeo como fruta fresca.

Y que la muerte pase de largo...

Es sencillamente simple y muy sugerente.

Un gran poema.

EMMAGUNST dijo...

Te entiendo Maia, lo venía pensando y un día se cumplió. Pero aún soy del bando de los optimistas, a pesar de todo, creo que puede volver a pasar el amor por mi ventana y lo voy a agarrar. Aunque tenga días de desasosiego...

EMMAGUNST dijo...

Buenas noches Pigmalión, un abrazo


Hay días y días, hay vidas y vidas Carmela. No creés que existen muchas vidas en una solo vida?

Noelia Palma dijo...

lo leí cuando lo colgaste, pero aún sigo sin saber decir lo que me pasa con este poema

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...