La mujer escribe y eso es lo que importa










23 de noviembre de 2011

Maggie Anderson, Cuchillo


Fotografía de Geoffroy Demarquet




Mi memoria afilada en un borde,
esta hoja, aquel pan, el relato de
mi padre sosteniendo la hoja en mi garganta.
¿Qué sabes sobre cuchillos?
¿Si te dijera que te he seguido a tu casa
en la noche, que conozco tu coche,
las calles que recorres, dónde vives,
y que te he esperado en las tardes
después de trabajar con un cuchillo en la mano,
si te dijera esto, estarías asustado,
no dormirías, no es así?

El cuchillo que llevo siempre en mi bolsillo
era para defenderme de ti. Ahora se ha
transformado y  sostengo no un escudo
sino una espada, no una protección sino un arma,
un hambre sofisticada para oler tu miedo.
No puedo decir si lo que siento es

enojo u horror,
este lugar  en donde fui herida por cuchillos,
y por su amenaza,
el lugar que deseo darte en este poema
y dejar que te preguntes si lo que quiero decir
es, digamos, realmente verdad.


 KNIFE

My memory honed to an edge,
this leaf, that bread, the narrative of 
my father holding the blade to my throat. 
What do you know about knives?
If I told you I have followed you home 
at night, that I know your car, 
the streets you travel, where you live,
and that I have waited for you evenings
after work with a knife in my hand, 
if I told you this, would you be afraid, 
stay awake, believe me?
The knife I always carry in my pocket was 
meant to save me from you. Now it is 
transformed and I am holding not a shield 
but a sword, not protection but a weapon,
a sophisticated hunger to smell your fear. 
I cannot tell if what I feel is

annoyance or horror, 
this place where I got hurt by knives, 
and by threat of them,
the place I want to give you in this poem
and let you wonder if I mean it,
if it is, as we say, really true.




Maggie Anderson (Nueva York, EE.UU., 1948)
Traducción de JDaniel Perrotta, publicado en American Poetry Review
para leer MÁS

11 comentarios:

Aka dijo...

Terroríficamente afilado. Palabras como cuchillos.
Un beso

Maia dijo...

O yo tengo mucha imaginación o a esta persona la abandonó su madre. Y eso, sin duda, debe ser como un corte de navaja sin filo, algo que cuando te atraviesa te duele inconmensurablemente.

Maia dijo...

O su padre, porque dice "asustado", pero ¿es su padre el que relata o es un relato sobre su padre? No me es claro. Me parece muy bien que no lo sea.

EMMAGUNST dijo...

En mis primeras diez lecturas ...pensé hija le escribe al padre...ahora no sé!

:Isza: dijo...

Me dió un poco de miedo, que rebuscado, no logré entenderlo!


Besote grande

diego Trad dijo...

precioso!

L dijo...

es verdad?

Halcón peregrino dijo...

Doloroso, por donde se mire.

Abrazos

El Joven llamado Cuervo dijo...

La paranoia argentina.

vera eikon dijo...

¿Podría ser este un poema-thriller?....Llevo toda la mañana dándole vueltas. Porque cuando leo la primera estrofa mi sensación es la de su padre sosteniendo el cuchillo en su garganta y diciéndole con un susurro ese ¿qué sabes sobre cuchillos? y lo que sigue...pero claro llego a esa parte que dice "si te dijera esto, estarías asustado" contradice mi percepción. Lo que entiendo que ella esgrime este poema como un arma contra el padre que en algún momento la hirió, de un modo que no puede olvidar. Interesante..Beso

cronopia dijo...

"El cuchillo que llevo siempre en mi bolsillo era para defenderme de ti"..., lo llevo siempre, siempre, siempre...
tus elecciones me exorcisan!
te abrazo



pd.Maia, Vera: padre, madre, o la muerte, cualquiera del que queremos defendernos, son opciones intercambiables creo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...