La mujer escribe y eso es lo que importa










26 de enero de 2012

Cristina Peri Rossi, Escoriación


Fotografía "Salvamento",  de René Maltete (Francia, 1930 - 2000)


ESCORIACIÓN

Herida que queda, luego del amor, al costado del cuerpo.
Tajo profundo, lleno de peces y bocas rojas,
donde la sal duele y arde el yodo,
que corre todo a lo largo del buque,
que deja pasar la espuma,
que tiene un ojo triste en el centro.
En la actividad de navegar,
como en el ejercicio del amor,
ningún marino, ningún capitán,
ningún armador, ningún amante,
han podido evitar esta suerte de heridas,
escoraciones profundas, que tienen el largo del cuerpo
y la profundidad del mar,
cuya cicatriz no desaparece nunca,
y llevamos como estigmas de pasadas navegaciones,
de otras travesías. Por el número de escoriaciones
del buque, conocemos la cantidad de sus viajes;
por las escoraciones de nuestra piel,
cuántas veces hemos amado.




Cristina Peri Rossi (Montevideo, Uruguay, 1941) 
Vive en España desde 1972, nacionalizada española
de Descripción de un naufragioEditorial Lumen, España, 1974
para leer MÁS

14 comentarios:

Guantes De Lana dijo...

excelente. Que buena comparación.

abrazos totales.

moonlight dijo...

en paz con las escoraciones en mi piel!

Maia dijo...

a la deriva.

Noelia Palma dijo...

ouuu ieeee

vos sabés lo que me encanta leer a esta señora!
pero este poema se pasa de bueno, Emma.

Un abrazo enorme

:Isza: dijo...

Llenas de cicatrices, asi terminamos, es verdad...
A veces me gustaria no sentir tanto.


Abrazo.

vera eikon dijo...

Hermoso! Bello! Apabullante!!!

EMMAGUNST dijo...

Mi piel está sana...falta del lado de adentro nomás...tarda un poco más...

Loba de Machecoul dijo...

Qué me escoren el cuerpo, que me hagan zozobrar, y que me llenen de rasgones la vela mayor, todo por escarbar profundo en el tajo, y hallarlo lleno de peces como este que nos traes, y echarlos a nadar del modo en que lo hace Cristina . A veces parece destino aquella herida de la que se puede extraer tanta belleza. Entonces ningún dolor es en vano....Hay tantas lunas en este poema!!! Gracias, Emma por traerlo!!!

Carmela dijo...

La piel todo lo absorbe y en ella se queda grabada todas nuestras navegaciones, pero seguimos flotando.
Un beso

EMMAGUNST dijo...

Habrá que leer "Cómo nadar estilo mariposa", de Mariel Manrique ;)

axis dijo...

Hace pocos días volvía a leer este poema precisamente, tampoco yo puedo evitar estas escoriaciones profundas, llena de cicatrices, la mayoría reconocibles...

Beso!!

Arnau Martorell dijo...

Bonito poema y fantástica foto !
Sigo embrujado por esta mezcla visual de elegancia y sobriedad.
A Cristina PR se la conoce bien por aquí BCN, aun que yo no la haya leido mucho.
Un abrazo

Antonio dijo...

Dicen que a los escritores se les conoce por cómo muestran la espalda.

Antonio dijo...

Dicen que a los escritores se les conoce por cómo muestran la espalda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...