La mujer escribe y eso es lo que importa










25 de enero de 2012

Janet Frame, Lluvia sobre el tejado


(*)

LLUVIA SOBRE EL TEJADO

Mi sobrino, que dormía en la habitación del sótano,
ha puesto una laminilla de hierro afuera de su ventana
para recuperar el sonido de la lluvia que caía
sobre el tejado.

No se lo digo, pero el corazón encuentra en su desgracia
su propio consuelo.
Una hoja de hierro repara un tejado solamente.
Indemne, hasta ahora, de las heridas que la mudanza
y la diferencia nunca muestran,
mi sobrino puede reparar todavía los daños
para volver a traer el amoroso sonido de aquella lluvia
que conoció en la infancia.

Ni digo —en las pérdidas de la vida una laminilla
de hierro es una carga— que un día encontrará dentro de sí,
bajo una plena oscuridad y silencio,
el hierro que sostendrá no solamente el sonido
perdido de la lluvia, sino también el sol,
el rumor de los muertos
y todo aquello que jamás volverá.


RAIN ON THE ROOF

My nephew sleeping in a basement room
has put a sheet of iron outside his window
to recapture the sound of rain falling on the roof.

I do not say to him, The heart has its own comfort for grief.
A sheet of iron repairs roofs only. As yet unhurt by the demand
that change and difference never show, he is still able
to mend damages by creating the loved rain-sound
he thinks he knew in early childhood.

Nor do I say, In the traveling life of loss
iron is a burden, that one day he must find
within himself in total darkness and silence
the iron that will hold not only the lost sound of the rain
but the sun, the voices of the dead, and all else that has gone.






Janet Frame - Janet Paterson Marco Clutha
(Dunedin, Nueva Zelanda, 1924-2004) 
de Espejo de bolsillo, 1967
Traducción de Rogelio Guedea
para leer ROSTROS EN EL AGUA


18 comentarios:

Guantes De Lana dijo...

muy bueno.
Buenos poemas en tu blog, una buena colección.
abrazos totales.

EMMAGUNST dijo...

Tendré que ver la palabra "colección" con cariño. Nunca lo había pensado así. Pero a esta altura puede ser cierto Guantes de Lana! Mil cien poemas + mil cien imágenes...es una colección :)

un abrazo

Pablo Gungolo dijo...

muy bueno el blog, me gusto mucho, sobretodo me encariñe al leerlo al costado derecho de la pantalla, visto desde el que escribe al genio de Roberto Bolaño.
saludos.

el maquinista ciego dijo...

Reparar toda una vida (que no por corta ha de ser menos intensa...) con una única laminilla de hierro con la que recoger la Belleza...y más tarde la vida entera...eso sí es magia, consuelo. Amor puro y duro, por uno mismo, por aquello que se perdió en el camino, por el Universo......

...hermoso poema de coraza triste pero corazón alado ;))

Un bico grande, Emma!!

Anónimo dijo...

Artículo peculiar, exactamente lo que estaba buscando.

EMMAGUNST dijo...

Gracias Pablo G.! Bolaño tiene el don de atraer a varios!

EMMAGUNST dijo...

Maquinista, lograste descifrar el mensaje. Hermosas palabras!

Guantes De Lana dijo...

Fue con todo cariño lo de colección. Y las imágenes también son exquisitas.

abrazos totales y perdón si se mal interpretó.

EMMAGUNST dijo...

No! Justamente nunca lo había pensado así, y a esta altura creo que no está mal!

:)

EMMAGUNST dijo...

(estoy muy dormida, repetí las mismas palabras de anoche, perdón!)

Buenos días Guantes!!!

vera eikon dijo...

Hay poemas que parecen hablar de algo viejo. Algo que pasa como un legado de unos hombres a otros. Algo que se dice de corazón a corazón. Algo que a veces olvidamos. Afortunadamente están algunos poemas, algunos poetas. Canciones, gestos, sonrisas infantiles, un rayo de sol columpiándose, la lengua de uno de mis gatos que me raspa....Quiero decir que a veces hay poemas que parecen hablar con la voz de la lluvia. Lo cual es una bendición en estos tiempos de sequía. Hermoso. Besos!!

EMMAGUNST dijo...

Quién no quiere recordar? me gustan estos poemas que hablan sobre lo que no es fácil ni siquiera hablar! Lo intangible tan presente en nuestras vidas...

abrazo Vera

Caballero Del Sombrero dijo...

A veces ciertos poemas inundan mis ojos de lluvia, sobretodo cuando hablan de la infancia, balanceandome sobre la hamaca bajo un cielo de tormentas es ahí donde me sentía realmente libre, cerraba los ojos y vivía esas gotas corriendo por mi cara.
Hoy todavía tengo esas sensaciones aún vivas pero un poco divorciado de mi niñez.
Estos son los poemas que me gustan Señorita Emma usted lo sabe.

EMMAGUNST dijo...

Oh! Caballero! Sí!!! y cuánto me alegro!
Y sin embargo las voces más sabias de la historia del "mundo mundial" nos aconsejan retornar al niño interior, a sanarlo, cuidarlo y protegerlo...

Caballero Del Sombrero dijo...

Siempre hay tiempo para volver !!! descalzos pisar el barro, treparse a las plantas de mandarinas, escaparse por la ventana de el cuarto a la hora de la siesta, decirle a mamá, ya vengo !!! y pasan las horas y nosotros jugando en la esquina sin relojes, se puede Emma ! se anima ? Las bicicletas aún están apoyadas contra la ligustrina bajo el sol.

Maia dijo...

Yo sé que estoy muy fúnebre ultimamente, pero a veces no encuentro laminilla de hierro que sostenga rumor alguno. Todo vuelve a mí, incluso aquello que debería estar muerto.

Me pareció estupendo este poema.

EMMAGUNST dijo...

Maia, vos que leés inglés, es buena la traducción? porque es la única que encontré!
A mí el poema también me gusta...

EMMAGUNST dijo...

Buenísimo!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...